Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Empleo formal

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm ArnalLa Razón de México
Por:
  • Arturo Damm Arnal

En 2018, último año del sexenio de Peña Nieto, y punto de partida de la 4T, se crearon, en el sector formal de la economía, 660 mil 900 nuevos empleos.

En 2019, primer año de la 4T, se crearon, en el sector formal de la economía, 342 mil 100 nuevos empleos, 276 mil 010 menos que en 2018, equivalentes a una contracción del 41.8 por ciento. Los problemas con la creación de empleos formales empezaron en 2019, consecuencia del Efecto 4T, antes de la aparición, en 2020, del Efecto Covid-19.

En 2020, segundo año de la 4T, se perdieron, en el sector formal de la economía, 647 mil 710 empleos, consecuencia de la combinación del Efecto 4T con el Efecto Covid-19.

En comparación con 2018, en 2019 se crearon menos empleos en el sector formal de la economía. En comparación con 2019, en 2020 se perdieron empleos en el sector formal de la economía. De mal en peor.

Éste fue el comportamiento del empleo formal en 2020. Entre enero y febrero se crearon 192 mil 094 nuevos empleos. Entre marzo y julio se perdieron 1 millón 117 mil 584. Entre agosto y noviembre se crearon 555 mil 600, y en diciembre se perdieron 277 mil 820. Resumiendo: se crearon 747 mil 694; se perdieron 1 millón 395 mil 404; saldo: menos 647 mil 710.

Durante el primer trimestre de 2021 se crearon, en el sector formal de la economía, 251 mil 977 nuevos empleos: enero, 47 mil 919; febrero, 115 mil 287, 67 mil 368 más que en enero, aumento del 140.6 por ciento; marzo, 88 mil 771, 26 mil 516 menos que en febrero, disminución del 23.0 por ciento.

En 2020 se perdieron 647 mil 710 empleos en el sector formal de la economía. A lo largo del primer trimestre de 2021 se crearon 251 mil 977, por lo que restan, para recuperar lo perdido, 395 mil 733 nuevos empleos. Hemos recuperado el 38.9 por ciento de lo que se perdió y falta por recuperar el 61.1 por ciento, lo cual, de mantenerse el ritmo observado durante el primer trimestre, podría lograrse durante el tercer trimestre del año, en concreto en agosto.

Con relación a lo anterior dos comentarios.

Primero. Una cosa será recuperar los puestos de trabajo perdidos en el sector formal de la economía, con lo cual volveremos a estar como estábamos en febrero de 2020, y otra empezar a crear los puestos de trabajo para quienes, por primera vez, debieron incorporarse al mercado laboral el año pasado.

Segundo. Todo lo anterior tiene que ver con el sector formal de la economía, sin considerar al sector informal, en el cual la pérdida de empleos fue mayor.

La clave para la recuperación del empleo perdido, primero, y para la creación de nuevos empleos, segundo, está en la confianza de los empresarios, de la cual dependen las inversiones directas, de las cuales depende, entre otras cosas, la creación de empleos.