Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Itinerario del progreso económico (2/10)

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Arturo Damm Arnal

El problema económico de fondo es la escasez: no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis. 

Nunca vamos a eliminar la escasez, nunca vamos a vivir en un mundo en el cual todo alcance para todos, en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis. Pero de lo que sí hemos sido capaces, y de manera muy exitosa (lo que falta por hacer no debe llevarnos a desconocer, y mucho menos a negar, lo que se ha logrado), es de minimizar la escasez y, por ello, de maximizar el bienestar, causa final de la actividad económica.

Imaginemos (no es difícil) cuál era, en términos de la cantidad, calidad y variedad de los satisfactores a su disposición, la condición de los primeros seres humanos en este planeta, al inicio de la historia, y comparémosla con la que tiene hoy un consumidor, con suficiente poder de compra, en el típico centro comercial de nuestras ciudades. La diferencia consiste en la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios a disposición de cada uno. Poca cantidad, mala calidad y escasa variedad en el caso de los primeros. Más cantidad, mejor calidad y mayor variedad en el caso de los segundos. Más escasez en el caso de los primeros, y por ello menor bienestar. Mayor bienestar en el caso de los segundos, consecuencia de la menor escasez.

¿Cómo fue posible pasar de una condición de elevada escasez y bajo bienestar a otra de menor escasez y mayor bienestar? Ésta es la pregunta más importante que debe responderse desde la ciencia y las teorías económicas, y desde la historia económica (iluminada por las teorías y la ciencia económica).

Para minimizar la escasez, y maximizar el bienestar, deben cumplirse una serie de condiciones, tanto por el lado de la oferta, como de la demanda, como del poder adquisitivo del dinero.

Por el lado de la oferta debe producirse lo más posible y ofrecerse al menor precio posible. Por el lado de la demanda debe poder comprarse la mayor cantidad posible de bienes y servicios, por lo menos de los necesarios para satisfacer correctamente las necesidades básicas. Por el lado del dinero debe aumentar su poder adquisitivo para que, al paso del tiempo, con la misma cantidad del mismo, pueda comprarse una mayor cantidad de los mismos bienes y servicios.

¿Cómo se minimiza la escasez? Produciendo lo más posible. Ofreciendo lo producido al menor precio posible. Comprando la mayor cantidad posible de satisfactores. Aumentando el poder adquisitivo del dinero. Lo ideal es que se cumplan estas cuatro condiciones. En la medida en la que no se cumple alguna se limitan las posibilidades de minimizar la escasez y, por lo tanto, de maximizar el bienestar.

¿Qué se requiere para que se cumpla cada una de estas condiciones? En la próxima entrega empiezo a explicarlo.

Continuará.