Arturo Damm Arnal

Libertad y propiedad

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:
  • Arturo Damm Arnal

Los sistemas económicos pueden calificarse en función de sus posturas frente a la libertad individual para producir, ofrecer y vender, y para demandar, comprar y consumir; y respecto a la propiedad privada de los medios de producción necesarios para poder producir, ofrecer y vender, y al ingreso requerido para poder demandar, comprar y consumir.

De entrada podemos identificar cuatro posturas: (I) a favor de la libertad y la propiedad (capitalismo); (II) a favor de la libertad y en contra de la propiedad, sobre todo del ingreso, que el gobierno redistribuye (socialismo); (III) en contra de la libertad y a favor de la propiedad (nunca se ha dado); (IV) en contra de la libertad y la propiedad, sobre todo de los medios de producción, que el gobierno concentra (comunismo).

La postura correcta, tanto desde el punto de vista ético, como desde la perspectiva económica, es la del capitalismo. Desde el punto de vista ético es justo porque se respetan los derechos de los agentes económicos a la libertad y a la propiedad. Desde el punto de vista económico es eficaz porque, precisamente por respetarse los derechos a la libertad individual para producir, ofrecer y vender, y a la propiedad privada sobre los medios de producción necesarios para poder hacerlo, se produce la mayor cantidad de los bienes y los servicios que los consumidores realmente aprecian, y eso es eficacia económica.

En México, ¿qué tenemos y, sobre todo, qué podemos tener si se lleva a la práctica lo propuesto en el capítulo económico de la Constitución, artículos 25 al 28?

La economía mexicana es una mezcla de capitalismo (en ciertos sectores de la actividad económica, y hasta cierto punto, se respeta la libertad individual y la propiedad privada), de socialismo (el gobierno redistribuye el ingreso, tanto por el lado de los impuestos, quitándole más a unos que a otros, como del gasto, dándole más a unos que a otros), y de comunismo (hay monopolios gubernamentales en los sectores estratégicos), con tendencia al comunismo, dado el capítulo económico de la Constitución, sobre todo por los artículos 25 y 28.

El artículo 25, en el cual se señala que el gobierno debe planear, conducir, coordinar y orientar la actividad económica, atenta contra la libertad individual, y el artículo 28, en el cual se dice que basta que una ley defina como estratégico un sector de la economía para que, según lo establece el artículo 25, tenga que ser expropiado, atenta contra la propiedad.

Si la postura a favor de la libertad y la propiedad (capitalismo) es la mejor, la postura en contra de la libertad y la propiedad (comunismo) es la peor, siendo posible en México. Bastaría aplicar a rajatabla los artículos 25 y 28 constitucionales. Preocupante, sobre todo con la 4T en el poder.