Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Mercado, economía de mercado

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm ArnalLa Razón de México
Por:
  • Arturo Damm Arnal

Cito a Vidal Garza Cantú: “Hoy más que nunca debemos enseñar economía para evitar que la política sin principios destruya nuestras libertades y capacidades”, tal y como, desafortunadamente, está sucediendo. ¿Hasta qué punto se debe esa destrucción a que la mayoría de los votantes no saben de economía, motivo por el cual votan sin conocimiento de causa? Y si es así, y así es, ¿por dónde empezar a enseñar economía?

Un buen punto de partida es el mercado y la economía de mercado. Si la gente entiende lo que es el mercado, y lo que hace posible, y si entiende lo que es la economía de mercado, y cuáles son sus resultados, habremos avanzado por el buen camino. A responder estas preguntas dedico esta serie de cinco Pesos y Contrapesos, esperando contribuir a la enseñanza de la economía, que tanta falta nos hace.

¿Qué es el mercado? La relación de intercambio entre compradores y vendedores, que parte de la división del trabajo (Pedro produce vino, que satisface la sed, y Juan pan, que satisface el hambre), que separa a los agentes económicos en dos grupos, oferentes por un lado (Pedro ofrece vino y Juan pan), demandantes por otro (Pedro demanda pan y Juan vino), entre quienes se establece una relación de intercambio (para que Pedro no muera de hambre, y Juan de sed, intercambian pan por vino), para lo cual tuvieron que determinar un precio (tanto vino por tanto pan), intercambiando sus propiedades (Pedro su vino y Juan su pan).

Estos son los elementos que forman al mercado, definido como la relación de intercambio entre compradores y vendedores: división del trabajo, oferentes y demandantes, intercambio, precios, propiedades.

El dinero no forma parte esencial del mercado, ya que el intercambio puede tener lugar por medio del trueque (tanto vino por tanto pan). Sin embargo, contar con un medio de intercambio, que eso es el dinero: un medio de intercambio, permite superar las limitaciones del trueque y llevar a cabo muchos más intercambios de los que se llevarían a cabo sin él, lo cual permite elevar el bienestar de las personas, que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que disponen.

¿Cuál es el resultado del mercado, del intercambio? Un bien común. Bien porque ambas partes GANAN. Común porque AMBAS partes ganan. Cada una valora más lo que recibe que lo que da a cambio: Pedro valora más el pan que recibe que el vino que da a cambio, y Juan valora más el vino que obtiene que el pan que entrega a cambio.

El mercado, el intercambio, es un juego de suma positiva, por el cual ambas partes (compradores y vendedores) ganan, por lo que limitarlo o prohibirlo tiene como consecuencia impedir que las partes involucradas aumenten su bienestar, lo cual es éticamente injusto y económicamente ineficaz.

Continuará.

(Primera de cinco partes)