Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Pobreza y desigualdad (2/5)

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm ArnalLa Razón de México
Por:
  • Arturo Damm Arnal

Según los datos presentados por el Coneval en La Medición de la Pobreza 2020, comparando con 2018 (la medición se lleva a cabo cada dos años), la cantidad de mexicanos en situación de pobreza pasó de 51.9 millones, el 41.9% de la población, a 55.7, el 43.9%, lo cual dio como resultado un aumento de 3.8 millones de personas, equivalente al 7.3%.

El Coneval mide la pobreza de manera multidimensional, a partir de siete indicadores, uno de ingresos y seis de carencias sociales.

Comienzo con el ingreso.

En 2018 el 49.9% de la población disponía de un ingreso inferior a la línea de bienestar, determinada por el precio de la canasta básica de bienes y servicios. En 2020 el porcentaje fue 52.8. El aumento fue de 2.9 puntos porcentuales, equivalentes al 5.8%. Lo anterior quiere decir que en 2020 el 52.8% de la población no contó con el ingreso suficiente para satisfacer correctamente sus necesidades. Pobreza.

En 2018 el 14.0% de la población contaba con un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema, determinada por el precio de la canasta básica alimentaria. En 2020 el porcentaje fue 17.2. El incremento fue de 3.2 puntos porcentuales, que equivalen al 22.9%. Esto significa que en 2020 el 17.2% de la población no dispuso del ingreso suficiente para satisfacer adecuadamente sus necesidades alimentarias. Pobreza extrema.

Continúo con las carencias sociales.

En 2018 el 19.0% de la población enfrentaba rezagos educativos. En 2020 el porcentaje fue 19.2, aumento de dos décimas de punto porcentual, equivalente al 1.1%.

En 2018 el 16.2% de la población enfrentaba rezagos en acceso a los servicios de salud. En 2020 fue el 28.2%, incremento de 12 puntos porcentuales, que equivalen al 74.1%.

En 2018 el 53.5% de la población enfrentaba rezagos en acceso a la seguridad social. En 2020 el porcentaje fue 52.0, decremento de 1.5 puntos porcentuales, equivalente al 2.8%.

En 2018 el 11.1% de la población enfrentaba rezagos en calidad y espacios de la vivienda. En 2020 fue el 9.3%, reducción de 1.8 puntos porcentuales, que equivalen al 16.2%.

En 2018 el 19.6% de la población enfrentaba rezagos en acceso a los servicios básicos en la vivienda. En 2020 el porcentaje fue 17.9, decremento de 1.7 puntos porcentuales, equivalentes al 8.7%.

Por último, en 2018 el 22.2% de la población enfrentaba rezagos en el acceso a la alimentación nutritiva y de calidad. En 2020 fue el 22.5%, aumento de tres décimas de punto porcentuales, que equivalen al 1.4%.

En 2020, en tres de las seis carencias sociales, el resultado fue peor que en 2018, y en las otras tres fue menos malo, habiendo sido pésimo, en el año del Covid, en acceso a los servicios de salud.

En materia de ingresos los dos resultados considerados (canasta básica y canasta básica alimentaria), fueron, en 2020, peores que en 2018.

Continuará.

*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.