Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

De los salarios

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:
  • Arturo Damm Arnal

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, con el voto a favor del Gobierno y los trabajadores, y en contra de los patrones, impuso para 2021 un aumento del 15 por ciento al salario mínimo.

¿Es correcto, en medio de una recesión que ha ocasionado importantes pérdidas de empleos en el sector formal de la economía, imponer un aumento del 15 por ciento al salario mínimo? El tema lo traté en el anterior Pesos y Contrapesos.

Relacionado con lo anterior, ¿qué efecto puede tener ese aumento en el empleo formal y en el informal?

Ese aumento, ¿puede ocasionar repuntes en la inflación?

Centro la atención en la segunda pregunta.

¿Qué implica un salario mínimo? Que, al menos en el sector formal de la economía, ningún patrón puede contratar a ningún trabajador y pagarle un salario menor al establecido por la autoridad y que debe ser suficiente, como se señala en el ar-tículo 123 constitucional, para que el trabajador y su familia satisfagan correctamente sus necesidades en el ámbito material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos.

Además, un salario mínimo implica que el patrón tiene la obligación de aumentarlo de acuerdo a lo que la autoridad correspondiente, en nuestro caso la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, determine periódicamente, por lo general cada año, salvo casos de emergencia.

¿Qué pasa si el salario mínimo, determinado por la autoridad, es superior al que el patrón puede pagar? Que para pagarlo a unos tiene que despedir a otros, por lo cual el salario mínimo ocasiona desempleo en el sector formal e incentiva el empleo en el informal.

¿Qué pasa si el aumento al salario mínimo, determinado por la autoridad, da como resultado un salario mínimo superior al que el patrón puede pagar? Lo que apunté en el párrafo anterior: que para pagarlo a unos tiene que despedir a otros, por lo cual el salario mínimo ocasiona desempleo en el sector formal y estimula el empleo en el informal.

¿Qué pasa si el salario mínimo y el aumento al salario mínimo, determinados por la autoridad, sí puede pagarlos el patrón? Que no habrá, ni menor empleo en el sector formal, ni mayor empleo en el informal.

Hoy en México, dada la recesión por la que estamos pasando, ¿cuántos patrones podrán pagar, a partir del 1 de enero próximo, el nuevo salario mínimo, que será de 213.19 pesos diarios en la Zona Libre de la Frontera Norte y de 141.70 en el resto del país?

Otra pregunta importante, dado que muchos creen que ya nadie lo gana, es ¿cuántos trabajadores cobran el salario mínimo? Según los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, correspondiente a octubre, el 23.3 por ciento de la población ocupada ganó hasta un salario mínimo. Se trata de 12 millones 349 mil personas.

Continuará.