Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

¿Sorpresa milagrosa?, no creo

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:

Ayer, a las cinco de la tarde, el secretario de Hacienda entregó al Congreso de la Unión el Paquete Económico, compuesto por los Criterios Generales de Política Económica, la Iniciativa de la Ley de Ingresos, y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021.

Yo entregué esta columna antes de esa hora, razón por la cual, al momento de escribirla, no conocía el contenido de esos documentos, que ya comentaré mañana. Mientras tanto comparto con ustedes lo que considero debe ser la parte central del Paquete Económico, convencido de que, salvo que se diera una sorpresa milagrosa, nada de eso forma parte del Paquete Económico, en general, y del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, en particular.

Parto del hecho de que, por obra y gracia del Efecto Covid, que sumó fuertes presiones recesivas a las que ya había generado el Efecto 4T, el año que entra será, como lo ha reconocido el mismo secretario de Hacienda, uno difícil, para la economía en general, y para las finanzas gubernamentales en lo particular, por lo que probablemente, por primera vez en décadas, el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021 resulte menor que el del 2020. La escasez de recursos, siempre presente cuando del gasto gubernamental se trata, será mayor, lo cual obliga a priorizar con más cuidado: en qué gastar más y en qué gastar menos.

Hay (creo que nadie lo discutirá) tres grandes problemas (de menor tamaño hay muchos otros): economía, salud y seguridad, por lo que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2021 debe dárseles prioridad. Para el año entrante deben destinarse recursos suficientes para apuntalar el crecimiento de la economía, atender la emergencia sanitaria y combatir la inseguridad, en ese orden: en primer lugar economía, en segundo salud, en tercero seguridad, porque del buen desempeño de la primera depende que haya recursos suficientes para atender la segunda y la tercera.

Darle prioridad a la economía, la salud y la seguridad, destinando los recursos necesarios para atenderlos de manera eficaz, implica presentar un Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2021 distinto al del 2019 y 2020, en los cuales se les dio prioridad a los “programas del presidente”, los de infraestructura (la refinería, el tren y el aeropuerto) y los de asistencia (bienestar de los niños y niñas hijos de madres trabajadoras, producción para el bienestar, crédito ganadero a la palabra, Tandas para el bienestar, Sembrando vida, Jóvenes escribiendo el futuro, Jóvenes construyendo el futuro, Pensiones para el bienestar de las personas adultas mayores, por mencionar los más importantes), algo que, salvo una sorpresa milagrosa, seguramente no sucedió.

Mañana lo comento.