Viernes 4.12.2020 - 09:20

Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

¿Volver a cerrar?

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:

La Población Económicamente Activa, PEA, está compuesta por los mayores de quince años que buscan trabajo. Si lo encuentran son Población Ocupada, PO. Si no lo encuentran, y siguen buscando, son Población Desocupada, PD. Si no lo buscan dejan de pertenecer a la PEA y se vuelven Población Económicamente No Activa, PENA, que se divide a su vez en dos grupos: los que no aceptarían un trabajo, aunque se les ofreciera, Población Económicamente No Activa No Disponible, PENAND, y los que sí lo aceptarían si se les ofreciera, Población Económicamente No Activa Sí Disponible, PENASD.

En marzo, antes del cierre parcial de la economía, que estuvo vigente en abril y mayo, la PEA sumó 59.8 millones de personas. En abril, ya con el cierre, la PEA se redujo a 47.8 millones, lo cual quiere decir que doce millones de personas desempleadas dejaron de buscar trabajo, convencidas de que, hicieran lo que hicieran, dado el cierre parcial de la economía, no lo iban a encontrar. En septiembre pasado la PEA sumó 53.8 millones de personas. De los doce millones de personas que salieron de la PEA en abril seis millones se habían reincorporado para septiembre. Para volver a estar como estábamos en marzo, antes del cierre parcial de la economía, faltan los otros seis millones, a los cuales hay que sumar a todos aquellos que, por primera vez, se hubieran incorporado a la PEA entre abril y septiembre, y que probablemente no lo hicieron, convencidos de que no iban a encontrar trabajo, aunque hubieran aceptado uno si se les hubiera ofrecido. Son PENASD.

En septiembre ésta fue la composición de la PEA: PO 94.9 por ciento y PD 5.1. Ésta la de la PENA: PENAND 75.6 por ciento y PENASD 24.4. La tasa de desempleo fue relativamente baja, 5.1 por ciento de la PEA, porque la PENASD es relativamente alta. Por ejemplo: si todos los desempleados dejaran de buscar trabajo, pero aceptaran uno si se les ofreciera, dejarían de ser PD, y por lo tanto PEA, y pasarían a ser PENASD, y por lo tanto PENA. En tal caso la tasa de desempleo sería cero, cifra engañosa, ya que no correspondería a una situación en la cual todo el que busca trabajo lo encuentra, sino a una en la cual nadie, ¡necesitando trabajar!, busca trabajo, algo muy distinto.

Todo lo anterior viene a cuento porque, ante el avance de la pandemia, hay quienes proponen un nuevo cierre parcial de la economía a partir de la división, ¡arbitraria!, entre actividades económicas esenciales, permitidas, y no esenciales, prohibidas, nuevo cierre que, con seis millones de personas sin haberse reincorporado a la PEA, sería un grave error. Hoy el principal problema que enfrenta la población no es el de salud, sino el económico. La recesión ha afectado a muchas más personas que el Covid-19.