Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Los avances en Santa Lucía

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Desde finales del 2018, cuando la administración del Presidente López Obrador decidió cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de Texcoco y empezar la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles en la Base Área Militar de Santa Lucía, le hemos dado seguimiento, junto con Jorge Fernández Menéndez, a la construcción y a los avances.

Las obras reportan adelantos

Algunas edificaciones dentro del complejo militará están terminadas y otras más muy cercanas a concluir, de acuerdo con los avances observados desde febrero pasado, en el marco del Aniversario del Ejército.Foto: Cuartoscuro

Lo cierto es que casi nadie, a finales del 2018, imaginaba como se iba a construir este aeropuerto. En ese entonces, llegamos a la Base Aérea de Santa Lucía (Base Aérea Militar No. 1 “General Alfredo Lezama Álvarez”), ubicada al sureste del municipio de Zumpango, Estado de México.

Llegar no es fácil. Desde de Periférico y Avenida Paseo de las Palmas, hicimos una hora con 10 minutos. Ahora se está trabajando en las vías de acceso, todavía no tienen el avance que ya se tiene en el nuevo aeropuerto de Felipe Ángeles, en donde se ha trabajado los 365 días del año con tres turnos.

En la Base Aérea de Santa Lucía se han ya trasladado y reconstruido las distintas instalaciones como los depósitos de armas, de municiones y pistas aéreas.

Se ha hecho vivienda para los militares y sus familias, pero también se ha construido una escuela que va desde guardería, hasta la secundaria técnica, con un auditorio de primer nivel. Estas instalaciones, no son sólo para las familias de militares, sino para todos los niños que viven en esa zona.

Han quedado separadas las zonas de estrategia militar y lo que será el aeropuerto comercial para pasajeros.

Y es que resguardar la zona militar es importantísimo, desde ahí, se puede llegar a cualquier frontera del país vía aérea en tan sólo tres horas. También desde esa base se traslada a personal militar para poder auxiliar a la ciudadanía en caso de desastres naturales, como temblores o inundaciones.

Desde Santa Lucía se distribuye todo este material militar hacia otras bases militares. Para almacenar lo que abastece todo el armamento del país, se requieren muchos protocolos, que incluyen las medidas de seguridad. Entre lo que se maneja hay material explosivo.

Los avances son sorprendentes, la meta es que se termine en justo un año, y con la rapidez y la eficacia con la que se está trabajando, muy probablemente se llegue a la meta.

Deberá estar lista la terminal aérea para la inauguración y comenzar con sus operaciones aéreas comerciales. Formará parte del Sistema Metropolitano de Aeropuertos; con este nuevo aeropuerto se distribuirá el tráfico aéreo del Valle de México.

Hace unos días que regresamos a esta zona para recorrerla y ver los avances, y nuevamente lo hicimos hace unos días. La sorpresa no fue menor.

Entre ellas y la que más sobresale es la transformación de un camino de terracería que recorrí hace un año, en auto, y que en ese momento se observaba árido, ahora es la pista central, de concreto hidráulico con cinco capas que soporta carga pesada, con lo necesario para evitar accidentes trágicos, que un avión se despiste por las condiciones del clima o poder actuar de forma inmediata en caso de que un avión sufra una alguna avería.

La pista reúne todas las características de una aeropista internacional, tiene 45 metros de ancho, más márgenes de seguridad de siete metros y 4.5 metros de mejoramiento.

Platiqué con el encargado del proyecto, el general Gustavo Vallejo, quien encabeza el proyecto. Recordamos que hace 511 días estuvimos en esta zona, pero lo que veíamos es que estábamos 4.5 metros debajo de este nivel.

El general Gustavo Vallejo describió que en esa ocasión estábamos entre piedras de concreto. “Nosotros las veíamos allá arriba. Lo que les mostramos a ustedes y lo que le vamos a mostrar al Presidente es un corte transversal de la capa de la capacidad de carga de la pista central”, indicó el general Vallejo.

Le pregunté cómo se estuvo rellenando y nos dijo que “han retirado cuatro estratos geológicos de mala calidad hasta llegar al quinto estrato que es un material tepetatoso de alta capacidad de carga, que le llamamos nosotros estrato competente y a partir de ahí vinimos mejorando con capas de treinta centímetros compactado con gran capacidad para poder llegar hasta el lugar donde colamos las últimas piedras de concreto de alta resistencia.”

Al recordar el recorrido sobre tierra, en un terreno que estaba virgen, nos dijo que “todo fue corte y esto ya fue elevado, solamente tenemos recuerdo de unas pocas piedras de concreto para indicarle al señor Presidente qué era lo que se iba a hacer y después seguía la zona de ataque también, ahí donde están aquellas unidades, estábamos todavía cortando y excavando y por aquí veníamos rellenando.”

Los avances en Santa Lucía para la terminal aérea, a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional, avanzan a buen ritmo.

Recordemos que el plan original se tuvo que modificar por la presencia de la Sierra de Guadalupe y el Cerro Paula. Hoy la orientación de las pistas ha sido cambiada. Se está construyendo una segunda pista, con la distancia requerida para que ambas puedan funcionar de manera simultánea, lo que no se puede hacer en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Serán tres pistas paralelas independientes para el aeropuerto internacional, y por separado estarán las instalaciones de la Fuerza Aérea y del Ejército con otra pista para que haya convivencia operacional entre el aeropuerto comercial y la Fuerza Aérea Mexicana.

Incluso llegan las respuestas sobre los temas que más divisiones han generado: ¿se podrá usar el espacio aéreo entre los tres aeropuertos: Santa Lucía, Ciudad de México y Toluca?

El general Vallejo asegura que sí, incluso, me adelantó que este 25 de marzo el sistema comenzará con pruebas.

También me platicó que en cuanto al tema del clima con nubosidad que predomina en Santa Lucía está contemplado, para ello cuentan con el programa denominado “Follow the green”. Una luz verde que guiará al piloto hasta su área de llegada pese a las condiciones climáticas.

La inauguración de esta terminal está cada vez más cerca. Pero como dice el general Vallejo: “Más allá de la inauguración, lo que está en puerta es la marcha de las operaciones que demostrarán la capacidad de Santa Lucía”.

Acompáñenos hoy a las 11 de la noche, a través de la señal de adn40 en Todo Personal, para que usted pueda ver en imágenes estos avances, que a mí en lo personal me han dejado una muy grata sorpresa.