Viernes 14.08.2020 - 12:03

Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

La avioneta incendiada

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:

Una avioneta con 300 kilos de cocaína pura, perseguida por aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana, aterrizó de emergencia en una carretera de Quintana Roo y fue incendiada por sus ocupantes, una práctica común cuando se transporta droga para no dejar huellas y señas de lo que había en su interior.

La aeronave venía de Venezuela, donde opera el narcotráfico colombiano en alianza con militares y policías.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sido acusado de narcotráfico y terrorismo. Estados Unidos asegura que trabaja junto con las FARC de Colombia en el trasiego de droga. El sostén de Nicolás Maduro al frente del gobierno de su país ha sido precisamente el narcotráfico, en el cual trabaja junto con el Ejército venezolano. De ahí vienen sus ingresos. Autoridades estadounidenses aseguran que narcotraficantes venezolanos y colombianos están trabajando con el Cártel de Sinaloa y con Rafael Caro Quintero.

Ya hace un par de semanas el gobierno de Estados Unidos aseguraba que los cárteles de la droga buscarían aprovechar la pandemia para traficar, y a finales de marzo, el gobierno estadounidense denunció penalmente al presidente venezolano Nicolás Maduro y a otros 14 dirigentes chavistas por tráfico de droga.

El Departamento de Justicia los acusa de liderar una conspiración narcoterrorista responsable del contrabando de 250 toneladas métricas de cocaína al año. Además, ofreció recompensas millonarias por información que lleve a su captura. Y gran parte de esa droga llega a México en avionetas, como la que se encontró este fin de semana.

El secretario de Defensa de EU, Mark Esper, aseguró que el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro depende de los beneficios que obtiene de la droga para mantener su poder represor, y por eso el gobierno estadounidense ordenó desplegar diversos destructores de la Armada, barcos de combate, aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea, así como barcos de la Guardia Costera para apoyar al Comando Sur en sus actividades en el Mar Caribe y Pacífico Este; zonas de transporte de drogas provenientes de Sudamérica.

Y esos aviones vuelan muy bajo, para no ser detectados por radares y una de las principales rutas que utilizan para sacar la droga de Venezuela es a través de México, apoyados por narcotraficantes mexicanos, para de aquí meter la droga a EU.

Quintana Roo es uno de los destinos turísticos preferidos de México, pero en los últimos años, la violencia e inseguridad han robado terreno poco a poco. Y es que debido a la guerra que libran los cárteles del narcotráfico y bandas locales por el control del tráfico de drogas y extorsiones, han aumentado exponencialmente los asesinatos, ejecuciones y ajustes de cuentas.

Se sabe que el Cártel de Sinaloa se disputa el control de la región con el Cártel Jalisco Nueva Generación; mientras que Los Zetas y el Cártel del Golfo también buscan influir en la zona.

Pero los grupos criminales no sólo buscan el dominio de esta zona por la alta demanda de drogas, sino por ser clave para el tráfico de drogas provenientes de Sudamérica.

Desde la década de los 90, Cancún se convirtió en una de las principales puertas por donde entra la droga que se envía desde Sudamérica, y para muestra, lo ocurrido este fin de semana, cuando una avioneta aterrizó la mañana del domingo en plena carretera que comunica a Chunhuhub y José María Morelos, Quintana Roo.

Intento desesperado

Los ocupantes de la aeronave tipo Hawker aterrizaron en una carretera de Quintana Roo. Y aunque lograron escapar, al final debieron dejar parte de la droga. Ayer, se informó que al menos 7 paquetes con cocaína, que formarían parte del mismo cargamento, fueron localizados en una brecha cercana.Foto: Cuartoscuro

Se sabe que el jet Hawker 700 fue detectado inicialmente en Honduras, y ante el seguimiento por parte de la Sedena, “el Sistema Integral de Vigilancia Aérea de esta Dependencia detectó una aeronave ilícita en espacio aéreo mexicano, procedente de Sudamérica, por lo que se desplegaron aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana y se activaron las fuerzas de reacción helitransportada y terrestre, con el fin de realizar el seguimiento”, señaló la Secretaría, en un comunicado.

Finalmente, la aeronave aterrizó de manera forzosa al noroeste de Polyuc, municipio de Felipe Carrillo Puerto, y "al arribar el personal militar en tierra se observó que el avión ya estaba incendiado", explicó la Sedena.

Al sureste de José María Morelos, Quintana Roo, se localizó una camioneta que contenía en su interior 13 paquetes de 30 kilogramos de cocaina; la droga asegurada tiene un precio estimado en el mercado de 109 millones 151 mil 250 pesos.

Se sabe que tras ser ubicada por un helicóptero militar, la aeronave aterrizó de emergencia sobre la carretera alrededor de las 07:50 horas y que habrían sido los mismos tripulantes quienes incendiaron la aeronave.

Desde marzo de 2019, la entidad ha registrado al menos siete hechos relacionados con aeronaves que transportaban drogas. El hecho del domingo se suma a los asegurados en la vía corta a Mérida, Mahahual, Salamanca, Morocoy y Pucté; aviones que eran utilizados para el trasiego de droga.

Se tienen registros que por lo menos desde 1992, Quintana Roo se transformó en un portaaviones virtual del narcotráfico, convirtiendo progresivamente al Caribe en una de las principales puertas de entrada de drogas a México, como lanzadera hacia Estados Unidos.

Fue en abril de 1993 cuando el asesinato en Cancún del narcotraficante Rafael Aguilar Guajardo, dejó de manifiesto la lucha por el control de la península de Yucatán por parte de los diferentes cárteles del narcotráfico.

Antes de su muerte, Aguilar Guajardo estaba negociando con la entonces PGR, y luego con la DEA, dejar al descubierto los nexos de la red del Cártel de Juárez en esa zona, a cambio de que se regularizaran sus negocios en todo el país.

Aguilar Guajardo ya había sido desplazado de la cabeza del cártel por Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos. Como representante de éste quedó, desde entonces, Ramón Alcides Magaña, El Metro, quien a partir de la muerte de Carrillo operó con creciente autonomía.

Poco después, mientras Mario Villanueva gobernó el estado, predominaban los vuelos en grandes aviones que llegaban con toneladas de cocaína desde Colombia y otras regiones de Sudamérica, y Quintana Roo se convirtió en una de las principales vías de entrada de la droga a México.

Mario Villanueva, exgobernador de Quintana Roo, fue detenido acusado de lavado de dinero y narcotráfico, extraditado a Estados Unidos, y al terminar su condena, repatriado a México. Hoy está en prisión domiciliaria.

Pero antes y ahora, los grupos criminales continúan usando las rutas del narcotráfico del Caribe mexicano, y ésa es la razón por la cual nos encontramos una avioneta incendiada en medio de una carretera de la península yucateca.