Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Herencia: castigo a los migrantes

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:

Desde hace tiempo, en la agenda legislativa del Senado se contempla gravar las herencias.

Es decir, que si usted hereda una propiedad, por ejemplo de sus padres, que trabajaron toda su vida y que ya pagaron impuestos primero por el dinero con el que compraron la propiedad y el impuesto por adquisición, ahora quien hereda tendría que pagar otro impuesto.

Y aunque ayer el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, aseguró que no habrá nuevos impuestos ni aumento en los ya existentes, y que ya está contemplado el paquete económico sin prever un impuesto a la herencia, la realidad es que esa ley podría revivir en cualquier momento para el ejercicio presupuestal del año que viene.

Desde inicios de este año, la bancada de Morena en el Senado se alistó para revivir una propuesta de reforma para establecer un impuesto a las herencias.

El tema formaba parte de la agenda legislativa del Grupo Parlamentario de Morena que impulsaría en el Senado.

En el apartado 6, “Economía y Sistema Financiero”, se enlistaba una serie de propuestas legislativas para el periodo ordinario de sesiones, entre ellas, "Reformas al Código Fiscal de la Federación relativas a la notificación de la convocatoria de remate, al plazo para la garantía del interés fiscal y para establecer un impuesto a la herencia".

Pero no era la primera vez que se intentaba revivir este impuesto. En la anterior legislatura (2018), en la Cámara de Diputados, la bancada de Movimiento Ciudadano pretendió empujar el impuesto a las herencias y donaciones en dinero o en propiedades, mediante una reforma a la ley del Impuesto Sobre la Renta; sin embargo, el tema no prosperó.

Fue Jorge Álvarez Máynez, diputado federal de MC, quien presentó la iniciativa el 8 de agosto de 2018 para reformar la Ley del ISR y gravar los ingresos que se obtengan por herencias y donaciones que excedan los 10 millones de pesos; sin embargo, en aquel momento, el tema no formaba parte de las prioridades legislativas de Morena.

La idea de establecer este impuesto ha tomado fuerza luego de que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) lo propusiera, “más allá de que pueda ser utilizado para poder incrementar los ingresos tributarios de los países, puede ayudar a reducir la desigualdad de riqueza que existe dentro de ellos”.

Este impuesto se aplica en 19 países que integran este organismo; en cada uno de ellos, los porcentajes que manejan son diferentes. Así, por ejemplo, Italia es el que menos cobra con 4% de la herencia; en cambio, Japón cobra 55%. El promedio de la OCDE es de 15%, de acuerdo con un estudio de Tax Foundation.

En una visita a México, la OCDE recomendó la creación de un impuesto a herencias para aumentar los ingresos tributarios, ya que nuestra nación es de los países de América Latina que menos recauda, con apenas el 17% del Producto Interno Bruto (PIB).

Ignoran su importancia

Organizaciones promigrantes protestan en la garita de San Ysidro, en Tijuana, en julio pasado, para demandar más apoyos a este sector de la población.Foto: Cuartoscuro

La realidad es que en los países donde hay este impuesto, casi todas las propiedades están constituidas dentro de fideicomisos, para no tener que pagar estos impuestos sobre la herencia.

Sucede en países, por ejemplo, Estados Unidos, Francia, España, pero la recaudación por este tema es muy baja.

Pero si pasa o no esta ley, lo que realmente debe de preocupar es una ley que ya está aprobada y que afecta directamente a los mexicanos que viven fuera del país.

Justo en el informe presidencial se dijo que el apoyo de los paisanos migrantes era enorme, y que a pesar de la pandemia había crecido y que se espera que para fin de año lleguen unos 40 mil millones de dólares, que ayudan a 10 millones de familias.

Bueno, a los mexicanos que vivan fuera de México, ya sean grandes empresarios o migrantes, que lleguen a heredar alguna propiedad, tienen que pagar el 28 por ciento del inmueble.

Muchos mexicanos que no han encontrado una manera de subsistir en México, que han tenido que abandonar a sus familiares, han mandado remesas y sostenido económicamente a comunidades enteras, hoy la ley no los protege.

El Artículo 153 de la Ley del Impuesto sobre la Renta, Título V: De los residentes en el extranjero con ingresos provenientes de fuente de riqueza ubicada en territorio nacional, establece: “Están obligados al pago del Impuesto sobre la Renta, conforme a este Título, los residentes en el extranjero que obtengan ingresos en efectivo, en bienes, en servicios o en crédito, aun cuando hayan sido determinados presuntivamente por las autoridades fiscales, en los términos de los artículos 58-A del Código Fiscal de la Federación; 11, 179 y 180 de esta Ley, provenientes de fuentes de riqueza situadas en territorio nacional, cuando no tengan un establecimiento permanente en el país o cuando teniéndolo, los ingresos no sean atribuibles a éste.

“Se considera que forman parte de los ingresos mencionados en este párrafo, los pagos efectuados con motivo de los actos o actividades a que se refiere este Título, que beneficien al residente en el extranjero, inclusive cuando le eviten una erogación, pagos a los cuales les resultarán aplicables las mismas disposiciones que a los ingresos que los originaron”.

Y mientras se habla de que se podría aprobar una ley que grave las herencias, que sería revivir viejas leyes, como la de hace 94 años, cuando a través de la Ley Federal de 1926 se creó un impuesto sobre herencias y legados. Hoy lo que sí existe es esta ley, que si resides fuera del país y recibes una herencia, tendrás que pagar el 28 por ciento del valor de lo heredado.