Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Luz al final del túnel

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:
  • Bibiana Belsasso

Para mi querido papá, hoy cumplirías 85 años, te abrazo hasta el cielo.

Son ya más de un millón y medio de personas fallecidas por SARS-COV-2 que provoca la enfermedad del Covid-19 en el mundo. En México hay 110 mil decesos.

En el 2009 con el brote de la gripe A-H1N1, fallecieron en México unas dos mil personas. Se tomaron decisiones acertadas, se cerraron los espacios públicos un par de días, pero sobre todo, y muy rápido, se descubrió que una medicina que ya existía funcionaba muy bien para disminuir los síntomas.

A pesar de que el Covid 19 está avanzando de manera dramática, y cada día con más casos de contagio, mientras se sigue trabajando arduamente en las vacunas, podríamos ya tener un fármaco que disminuya los síntomas de este virus en 24 horas. Esto podría salvar miles de vidas.

Y es que la investigación tanto para la vacuna como para el fármaco, lleva años antes de esta pandemia por Covid-19. Y es que hay muchos tipos de coronavirus que se han estudiado tiempo atrás. Ahora se han enfocado a esta nueva forma que es el Covid-19.

Es como la actual vacuna de la influenza, que se modifica cada año porque el virus va cambiando.

Pero más allá de esta carrera por encontrar una vacuna, en el otro frente de batalla están los tratamientos médicos.

En esta área también hay avances muy significativos para disminuir la agresividad del Covid-19, como el caso del antiviral molnupiravir, desarrollado por la Emory University, en Atlanta, Estados Unidos, que logró evitar que hurones infectados con coronavirus lo propaguen por completo dentro de las 24 horas después de recibir la primera dosis.

Según Richard Plemper, doctor encargado del estudio, “ésta es la primera demostración de un medicamento disponible, por vía oral, para bloquear rápidamente la transmisión del SARS-CoV-2".

El medicamento se está probando principalmente en hurones, relacionados con la familia de los visones, los cuales propagan el vector de manera similar a los adultos jóvenes. A los hurones infectados se les administró el fármaco y después de 20 horas se suprimió el virus.

Además, los hurones infectados que habían tomado la droga no pudieron transmitir el virus a otros no contagiados que habitaban en las mismas jaulas que ellos. El molnupiravir, que no es un reemplazo de una vacuna, se encuentra actualmente en ensayos clínicos de fase 2 y 3 para determinar su eficacia.

Otro medicamento es el bamlanivimab, el cual fue diseñado específicamente contra el Covid-19.

La agencia reguladora de medicamentos estadounidense, la FDA, autorizó su uso de emergencia, a mediados de noviembre, como un tratamiento para infectados con intensidad leve a moderada en pacientes adultos y pediátricos, que no han sido hospitalizados.

Este tratamiento, basado en anticuerpos monoclonales, fue desarrollado por la compañía farmacéutica Eli Lilly, el cual es similar a los que formaban parte del cóctel de medicamentos que se administró al presidente Donald Trump.

Avanzan también medicinas

Un trabajador de salud de Hungría sostiene un frasco de remdesivir, uno de los fármacos utilizados para el tratamiento del Covid-19. Como éste, hay otros medicamentos que han mostrado efectividad para combatir esta enfermedad.Foto: AP

El bamlanivimab es un anticuerpo monoclonal IgG1-kappa humano recombinante neutralizante contra la proteína Spike del virus SARS-CoV-2, y no está modificado en la región Fc.

El medicamento debe ser aplicado por vía intravenosa, por lo que los pacientes deben acudir a un hospital para que les sea administrado. Su uso es recomendable en las primeras fases de la enfermedad, de ser posible, en los primeros 10 días tras la aparición de los síntomas.

Cabe señalar que el bamlanivimab no está autorizado en el caso de pacientes hospitalizados por Covid-19 o que requieran oxigenoterapia.

Otro medicamento, de hecho, el primero aprobado por la FDA, es el veklury (remdesivir), el cual se administra a pacientes adultos y pediátricos de 12 años o mayores, y que pesen al menos 40 kilogramos y que requieran hospitalización.

El veklury debe administrarse en un hospital o en un entorno de atención médica capaz de brindar atención intensiva comparable a la atención hospitalaria para pacientes hospitalizados.

Funciona interfiriendo en la creación de nuevos virus, al insertarse en nuevos genes virales. El remdesivir se probó originalmente como un antiviral contra el ébola y la hepatitis C; sin embargo, un ensayo controlado aleatorizado concluyó que el medicamento puede reducir el tiempo de recuperación de las personas hospitalizadas.

Otro medicamento es el favipiravir, originalmente diseñado para combatir la gripe, bloquea la capacidad de un virus para copiar su material genético. Aún está en ensayos clínicos más grandes y bien diseñados para comprobar su eficacia.

El molnupiravir, también conocido como MK-4482, es otro antiviral originalmente diseñado para combatir la influenza, pero que ha dado resultados prometedores. En octubre se iniciaron dos ensayos de fase 2 y 3 para probar si puede reducir la mortalidad.

También está la ivermectina, que, por décadas, ha servido como un potente fármaco para tratar a las lombrices parasitarias; sin embargo, los estudios en células han sugerido que también podría matar virus.

En Singapur, el Hospital de la Universidad Nacional realiza un ensayo en 5 mil personas para comprobar si puede evitar que la gente se infecte. Hasta ahora, no hay evidencia que confirme su eficacia, no obstante, la Ivermectina se prescribe con mayor frecuencia en América Latina.

Los lineamientos de tratamiento del Covid-19 de los NIH desaconsejan el uso de ivermectina para la enfermedad, excepto durante un ensayo clínico.

El lopinavir y ritonavir fue aprobado hace 20 años por la FDA como una combinación de medicamentos para tratar el VIH. Ahora ha sido probado con el nuevo coronavirus y descubrieron que impedían que el virus se replicara, pero los ensayos clínicos en pacientes resultaron decepcionantes.

El que haya medicamentos probados y que funcionen es una gran noticia, además de las vacunas. Y es que poder vacunar a toda la población en poco tiempo es prácticamente imposible.

Mientras aumentan los contagios y muertes por Covid 19, y aun teniendo la vacuna se le puede aplicar a toda la gente, estos medicamentos podrían ser la luz al final del túnel.