Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

De vocero a diputado

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana BelsassoLa Razón de México
Por:
  • Bibiana Belsasso

Han pasado ya casi siete años de la desaparición de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa, un caso en el cual nunca se ha querido reconocer la verdad, porque fue utilizado como bandera política de la entonces oposición.

Y así es como vimos a políticos morenistas, ahora prominentes, con una camiseta con la leyenda “Ayotzinapa Vive”, o a Epigmenio Ibarra, haciendo su tradicional pase de lista.

Las investigaciones serias lo han demostrado una y otra vez, que la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa fue perpetrada por el crimen organizado, cuando miembros de Guerreros Unidos pensaron que los jóvenes pertenecían a su grupo rival Los Rojos.

Siendo Iguala un punto estratégico para el trasiego de la droga, ya que es paso obligado entre Tierra Caliente, Acapulco, Taxco, Cuernavaca y el Estado de México, es el lugar de disputa de grupos del crimen organizado.

En Iguala operan los Guerreros Unidos. Está ubicada al norte del estado, a la entrada de Tierra Caliente, y desde ahí se desplazan para trabajar en otros sitios. Este territorio se lo disputan con Los Rojos, entre otros grupos criminales.

Mientras tanto, el vocero de los padres de los jóvenes desaparecidos, quienes fueron confundidos y por eso entregados a los Guerreros Unidos, Felipe de la Cruz, se la ha pasado haciendo política y engañando a los padres de familia, quienes ya de por sí han sufrido la terrible pérdida de que un hijo desaparezca.

Ahora, Felipe de la Cruz ha anunciado su registro como aspirante a una candidatura a diputado federal por el estado de Guerrero, por la vía plurinominal, abanderado por Morena. Lo que hemos dicho desde hace años es que precisamente la prioridad de Felipe de la Cruz ha sido con fines políticos, llevando agua para su molino y ahora será premiado.

Los propios padres de familia ahora dicen desconocer a Felipe de la Cruz como su representante.

“(Felipe de la Cruz) no representa nuestro movimiento y nos deslindamos de todas las actividades que realice. Expresamos que no permitiremos que se utilice la causa de los 43 y nuestro enorme dolor para fines electorales e intereses personales".

Así de clara y tajante fue la respuesta de las madres y padres de los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa, luego de enterarse que Felipe de la Cruz, quien se desempeñaba como su vocero, anunció su registro como aspirante a una candidatura a diputado federal por el estado de Guerrero, por la vía plurinominal, abanderado por Morena.

El otrora vocero ni siquiera tuvo la delicadeza de informarle primero a los familiares de los normalistas sus intenciones políticas; ni mucho menos les anunció de su registro. Ellos se enteraron a través de las redes sociales.

Además, mediante las mismas redes sociales, anunció que dejaría de ser vocero oficial del movimiento “para no contaminarlo” y que, según él, no utilizó la tragedia de las familias como bandera política, sino que sólo hacía uso de su derecho de participar en la vida política del país.

Es por eso que, tras el anuncio de Felipe, las madres y padres de los normalistas emitieron un comunicado en el que advierten que no permitirán que su causa y dolor se utilice para fines electorales e intereses personales. "Es importante clarificar que es una decisión personal, que no fue compartida ni consultada con nosotros, como padres y madres de los 43".

Además, señalaron que continuarán exigiendo al Gobierno la presentación con vida de sus hijos y castigo a los responsables de la desaparición. "Nuestra lucha no está guiada y motivada por razones partidistas o de otra índole que no sea encontrar a nuestros 43 hijos".

Felipe de la Cruz Sandoval ha buscado siempre vivir del presupuesto público. En 2015, se supo que tenía una plaza de maestro y cobraba sin adscripción alguna, es decir, era un aviador.

De la Cruz es profesor egresado de la normal rural de Ayotzinapa en el ciclo 86-87, y fue adscrito a la Costa Chica en el municipio de Cuajinicuilapa con su plaza de maestro y una plaza adicional de arraigo, la cual habría obtenido ilegalmente, ya que ese tipo de plazas las asigna la comunidad. Sus plazas en Acapulco estaban en la Colonia Renacimiento y Zona 35.

Allegados al movimiento señalaron que el ahora exvocero se aprovechó del desconcierto de los padres de los 43 normalistas, para involucrarse como uno más de ellos; sin embargo, él no perdió a su hijo.

De la Cruz es originario de la comunidad de Monte Alegre, municipio de Malinaltepec. En 2012, encabezó un movimiento en el que se exigía seguridad para los maestros, ante la inseguridad derivada del crimen organizado en Acapulco; sin embargo, los maestros abandonaron el movimiento.

También fue miembro de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero, la CETEG, la cual, en nombre de los 43 normalistas, saquea camiones de carga y repartidores; toma alcaldías, bloquea y toma casetas de peaje en autopistas.

En noviembre de 2017, Felipe de la Cruz Sandoval fue acusado, además, de cobrar en dos plazas de maestro sin asistir a clases, de querer imponer al director de la Escuela Primaria “Adolfo López Mateos”.

Lo mismo ocurrió en el turno vespertino, donde su hermana Rosa de la Cruz Sandoval, exdirectora de la Primaria “Último Emperador Azteca”, a pesar de ser jubilada, lo pudo colocar.

De esta manera, De la Cruz tenía asignados los grupos de Tercero “B” y Quinto “A”, de los turnos matutino y vespertino, respectivamente; sin embargo, a ninguno se presenta a trabajar.

Los inconformes denunciaron que incluso Felipe utilizaba a normalistas de la “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa para cubrir sus clases en la primaria, bajo la promesa de conseguirles la plaza.

En ese año (2017), los profesores de la Primaria “Adolfo López Mateos” ofrecieron una conferencia de prensa en la que exigieron la salida de De la Cruz y que retirara sus intenciones de imponer a la directora del plantel, porque la mayoría apoyaba a la maestra Jazmín Ortiz García.

Hoy este personaje, que no ha hecho otra cosa más que engañar a los padres y madres de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, tiene muchas posibilidades, siendo abanderado de Morena, de obtener una curul en la Cámara de Diputados.

Un golpe en el corazón de aquellos cuyos hijos desaparecieron, y más aún para la vida política de México, teniendo a estos personajes ventajistas que poco les importan sus representados.

El pasado 15 de enero, Felipe de la Cruz se registró para una diputación para “seguir con nuestra lucha desde dentro y se haga escuchar la voz de los movimientos sociales en el lugar indicado”; sin embargo, los padres de los normalistas se deslindaron de él.Foto: Especial