Avatar del Carlos Olivares Baró

Carlos Olivares Baró

Rastrear el verbo

LAS CLAVES

Carlos Olivares Baró
Carlos Olivares Baró
Por:
  • Carlos Olivares Baró

Rastrear el verbo: seguir sus pisadas en estas jornadas de irresoluciones. La palabra nos conduce por senderos, por estrías de luz, por brechas del silencio, por murmullos cordiales, por mareas de sombras, por goterones de lluvia, por oleajes bruñidos, por los presagios de la eternidad, por la penumbra de la ceniza, por los vértigos, por los anhelos, por el sigiloso enigma de los designios, por los crujidos de la madera, por los recodos de la cosecha, por las voces del eco... / Me refugio en el vocablo: corro para alcanzar el golpe lunar. Una lava plomiza enuncia la cadencia.

Leo a Lucrecia Romera (Las Flores, Argentina, 1951): poeta y catedrática interesada en la problemática del discurso poético desde una perspectiva semiológica (lingüística y hermenéutica). Especialista en Filología Hispánica, miembro de la asociación Internacional de Hispanistas, y profesora de Literatura Española de la Universidad de Buenos Aires. / Ha publicado Memoria del aire y de la luz (1981), Exilio y moradas (1991) y Cuerpo presente (2004). / Cantora que nombra las incidencias de la luz desde un ardor secreto: desde el silencio de los parpados.

Marcho Detrás del Verbo, el cuaderno de versos en que Lucrecia Romera nos dispensa una voz que nos habita y nos desnuda, que nos pone frente a la excitación y nos vislumbra el itinerario de las obstinaciones. “Por detrás de tu fémur, / madre, / por detrás de tu vientre / estaba el Verbo / iluminando la caída. / En agua inmemorial.” La palabra: carne que se expresa en la celebración: cifra que despoja y también abriga en la necesidad que se extiende en la avidez. Estamos habitados por el lenguaje: pero seguimos desamparados. Lo venerable está allá en “los inviernos de la infancia”, en los farallones, allí donde el cielo se desploma herido y las transparencias se fragmentan en pequeños destellos.

Camino Detrás del verbo: la antesala es un preludio de armónicos (“Linaje”: en soledad de ángel / en silencio del nombre): se perpetúan nueve apartados (Antes de Cristo, Vías oscuras, Nacimientos y caídas, Desde el solar, En la rama dorada, Huellas de lo divino, Visiones, Rastreo y peregrinaciones, Detrás del Verbo): el lector ingresa a una expedición: cruzada donde los rumores de las sílabas se ligan con las encrespaduras de un soplo decidido: “Las letras crujen, / la pluma es una púa / por el viento erizada, / el cielo, / reminiscente de constelaciones, / se curva / entre las alas extendidas, / entre los zancos rojos”.

Lucrecia Romera insiste que el lenguaje es una ofrenda: decir es una eventualidad donde se produce un diálogo con Dios. El destierro: instancia en que lo sagrado se hace visible: alzamos la mirada pero se fuga el resplandor. La palabra humana tiene sus límites. Andamos Detrás del Verbo para encontrar apegos con el “silencio del nombre”. // Palabra escindida: tajadura en la parábola de la irradiación. Toda búsqueda desemboca en oscuras develaciones: lluvia de vocabularios lastimados. En este álbum de coplas ensortijadas y abrasos reposados, lo piadoso se hermana con las confidencias de las alas de un ángel.

Lucrecia Romera dixit: “Y así / para la que viene / de la noche, / para la que viene / del silencio, / ¿brillar podrás / Verbo encendido / contra la piedra viva / tras la luz anegada?” * “Inclinada / al rezo misterioso / que la tarde alienta desde la curva de la luz, / ella conjuga / en gruta oscura / el descenso de un Verbo / por palabra herido” * “Y habiendo entrado / descalzo / a la belleza, / desnudo amante / de carne estremecida / con la lámpara en alto/ iluminando / el oro de los cuerpos / en el barro del mundo” * “Déjate ver de raíz / —oh, Verbo perseguido— / en la viva lengua / de los muertos” * “Si las palabras / fueran de verdad las cosas / nada de lo que el mundo nombra / sería ahora perseguido”.

Detrás del verbo
Detrás del verbo
  • Autor: Lucrecia Romera
  • Género: Poesía
  • Editorial: Vaso Roto