Avatar del Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

Como en los viejos tiempos…

SOBRE LA MARCHA

Carlos Urdiales
Carlos UrdialesLa Razón de México
Por:
  • Carlos Urdiales

Misión cumplida: la mayoría de Morena en diputados y senadores atendieron la instrucción del Presidente López Obrador y aprobaron la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que envió como iniciativa preferente, tal como la pidió, sin moverle una coma, sin parlamento abierto, sin debates, sin aflojar ni afligirse; la nueva aplanadora funcionó a la vieja usanza.

Los senadores de oposición que integran el llamado bloque de contención se inconformaron, no más. Panistas, priistas y los tres perredistas condenaron el albazo, advirtieron que la reforma encarecerá la energía eléctrica industrial y doméstica, acusaron de heredar a las nuevas generaciones un futuro ambiental sucio como el hollín. Y ya.

Lo que viene, según especialistas, será una tormenta de amparos; la reforma se dice, se va a judicializar hasta llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Avisan que esta contrarreforma será materia de controversias en el T-MEC, por lo que instancias multilaterales estarán obligadas a opinar e incidir.

A la Cancillería y a la Secretaría de Economía tocará cabildear, negociar y, muy probablemente, indemnizar, pagar las facturas que la impronta energética presidencial provoca.

Razones económicas, jurídicas y ambientales fueron desechadas por los senadores morenos, que conectaron en serie la aprobación, sin discusión en comisiones, para subirla con alta tensión al pleno y dejar que el voltaje del poder hiciera el resto. 68 votos a favor, 58 en contra.

Apagón al parlamento abierto, cosmética práctica deliberativa que en esta ocasión no encendió. Discursos sobre la rectoría del Estado, soberanía energética, suficiencia, seguridad y continuidad en la red eléctrica nacional sobran. Opiniones nacionalistas sobre la CFE y la inoperancia de los órganos reguladores que, debidamente cooptados por la fuerza del Poder Ejecutivo, contemplarán la obra.

El resultado de esta reforma se verá en años, pero la gestión del Congreso y sus mayorías oficialistas dejan su huella para la historia, para el registro de lo que en la 4T gustan llamar un nuevo régimen que dice no hacer lo de antes. Iguales no son, bastante parecidos, sí.

Vacunación

Datos de la Universidad Johns Hopkins: Al 3 de marzo, en México se aplicaron 2,583,435 dosis simples (apenas 128,340 más en dos días) y 570,582 dobles (sólo 5,159 más). El esquema de vacunación completo “avanzó” de 0.44 a 0.45 por ciento de nuestra población.

En Estados Unidos se han aplicado 78.6 millones de vacunas simples (1.8 millones más en dos días) y 26.1 millones completas (700 mil más en dos días), pasando del 7.78 al 7.99 por ciento de sus habitantes con el esquema completo.

En España, 3.9 millones de personas han recibido la primera dosis (300 mil más en dos días) y 1.26 millones ambas, avanzando del 2.66 al 2.71 por ciento de población inmunizada.

Y en el mundo se han administrado 268.5 millones dosis simples (24.3 millones más en dos días) y 55.9 millones de dosis dobles (2.5 millones más en dos días). El esquema completo pasó de 0.70 al 0.73 por ciento de la población mundial.