Avatar del Daniel Alonso

Daniel Alonso

El candidato puma

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso
Daniel Alonso
Por:

Si alguien creía que a los Pumas no les podía ir peor, se equivocaban. La intempestiva renuncia de Míchel al banquillo, justificada o no, colocó al cuadro universitario en un laberinto de interrogantes que pronto habrán de contestar. Lo más curioso de todo, es que el futbol le sonrió a los capitalinos y gracias al nuevo ídolo puma, Juan Ignacio Dinenno, lograron una victoria que al menos en motivación les ayuda en demasía.

La primera cuestión digna de análisis es sobre si se debe superar el arraigo a un modelo que después tomó tintes de “obligada tradición”: forjar entrenadores de casa. Nombres de exfutbolistas de la UNAM que debutaron como directores técnicos en Pumas son demasiados; históricos como Bora Milutinovic, Mario Velarde, Miguel Mejía Barón, Ricardo Ferretti o Hugo Sánchez.

Pero, ¿qué tan exitosa ha sido? Evidentemente no se puede medir la efectividad con base en los títulos obtenidos. Pumas es un equipo con un presupuesto limitado en una liga donde hay seis o siete equipos con mayor alcance económico. La primera “gran crisis” del equipo azul y oro fue con la salida de Ferretti que coincidió con el inicio de los torneos cortos en 1996. Desde entonces circularon entrenadores como Pablo Luna, Luis Flores, López Zarza y Rafael Amador que no lograron trascender.

Fue hasta la llegada de Hugo Sánchez que la maldición de entrenadores hechos en Ciudad Universitaria durante los torneos cortos terminó. Luego Guillermo Vázquez Jr. fue otro que repitió y actualmente es el último entrenador campeón con Pumas. Pero en últimas fechas, David Patiño, Bruno Marioni o Paco Palencia que recibió su oportunidad de debutar como entrenador de Primera División con Pumas, estuvieron lejos de devolverle estabilidad al club.

Hoy uno de los nombres que suena para tomar las riendas del Club Universidad es el de Ricardo Antonio La Volpe; se dice que Jesús Ramírez contactó a su auxiliar técnico y yerno, Rafael García, para sondear al entrenador argentino. Evidentemente en redes sociales la afición puma se dividió entre los que recuerdan la eterna rivalidad con el Pentapichichi, emblema de los Pumas, y los que creen que La Volpe no sería del todo una mala opción.

Vaya conflicto mental debe existir ahora mismo en la directiva del equipo. ¿Convencer a Hugo Sánchez para una tercera etapa con Pumas?, arriesgarse con la vieja fórmula de darle la oportunidad a un exjugador, en este caso suena Israel López, Gerardo Galindo y hasta el nombre de Jorge Campos ha sonado. Aprovechar la rebaja de sueldo que el propio La Volpe ya lanzó al mercado o buscar una opción en el extranjero.

La inexistente presión por descender es un factor que puede beneficiar al patronato de Pumas para tomar una decisión sabia; pero antes de decidir quien será el nuevo entrenador, deberían hacer un análisis autocrítico bastante profundo. Reconocer la realidad del equipo, la plantilla que se tiene y partir de ahí. Pero, sobre todo, prohibirse el lujo de pisotear más la historia de uno de los clubes más importantes en México. La cantera de jugadores y entrenadores que alguna vez fue es como lo dijo Bora, lo que se merece el futbol mexicano.