Jueves 24.09.2020 - 12:21

Avatar del Daniel Alonso

Daniel Alonso

Una Champions diferente

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso
Daniel Alonso
Por:

Este viernes se reanuda finalmente la Champions League, el campeonato más emocionante a nivel de clubes de todo el planeta. El sello de la pandemia mundial será lo que marque esta peculiar edición del certamen europeo 2019-2020. Se hablará de “un antes y un después” de febrero de 2020, un hueco surrealista de cinco meses que por fin será concluido el 23 de agosto en el Estadio de la Luz, en Lisboa.

Y es que precisamente por este espacio en el tiempo, en tres de los cuatro duelos pendientes de la fase de octavos que se disputarán entre viernes y sábado, ha cambiado radicalmente el escenario de la vuelta. Por ejemplo, el duelo entre Juventus y Lyon, en donde el equipo francés consiguió una valiosa victoria en la ida, por un gol a cero, ahora los franceses deberán ir a Turín sin ritmo de futbol, porque el Gobierno de Francia canceló definitivamente la liga. De haberse jugado en la fecha original, el Lyon tendría grandes opciones de eliminar al hoy campeón de Italia.

Para los cuadros españoles es una historia similar, aunque contrastante. Por un lado, el Real Madrid parecía liquidado tras caer en el Santiago Bernabéu por 2-1; hoy, cinco meses después de ese encuentro, el club merengue saltará a la cancha del Etihad Stadium con la inspiración del título español y la energía suficiente para pelear y al menos, hacer sufrir al equipo de Manchester City.

El Barcelona es la otra cara de la moneda; el cuadro catalán parecía tener controlada la eliminatoria ante el Napoli después de traer el empate a cero del siempre complicado San Paolo. El cuadro del Chucky Lozano atravesaba una crisis deportiva, mientras que el Barça aún surfeaba la catástrofe. El sábado el juego será de lo más cerrado, el club italiano viene con una inercia positiva, aunque se teme la baja por lesión de su atacante estrella, Lorenzo Insigne.

El único duelo que parece desde febrero decidido es el enfrentamiento entre el Bayern Múnich y el Chelsea de Inglaterra. El equipo germano recibirá al cuadro de Londres con una ventaja de 3 goles a cero; lo que, si es relevante en este viaje de temporalidad, es que el goleador Robert Lewandowski podrá disputar el encuentro de vuelta, ya que en el juego de ida ante los Blues, el delantero polaco salió con una lesión importante que lo tuvo cuatro semanas en recuperación.

Y a partir de los Cuartos de Final, el campeonato se transformará en una especie de mundialito a jugarse en una sola sede, Lisboa, Portugal. Todos los duelos serán a eliminación directa y en días consecutivos hasta llegar a la gran final que se disputará, al menos desde que tengo memoria, por primera vez en domingo en los últimos 25 años.

Sin duda alguna será un torneo diferente, pero muy especial. Cuando retumbe el himno de la Champions en las gradas vacías será el recuerdo de que el torneo tiene más un sentido simbólico que deportivo, que el resultado será lo de menos en esta ocasión; pero a pesar de todo, el futbol de élite regresó y los juegos serán trepidantes y llenos de emoción como hemos sido testigos en todas las ediciones de la Champions League.