Avatar del Daniel Alonso

Daniel Alonso

Efecto Mariposa

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso
Daniel Alonso
Por:

El pasado 14 de febrero el Manchester City recibía como regalo en honor al amor y la amistad, una durísima sanción por parte de la UEFA presuntamente por violar el fair play financiero: multa por 30 millones de euros y 2 años sin poder participar en competencias europeas. Desde entonces la incertidumbre se apoderó de los Citizens por el impacto que provocaría la confirmación de la sanción, pérdidas catastróficas de ingresos (200 millones) y la posible salida de Pep Guardiola.

Ayer, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) resolvió en favor del equipo de Inglaterra y anuló la sanción deportiva, lo que permitirá a los Citizens jugar la próxima Champions League, lugar que tienen ya confirmado al obtener el subcampeonato de la Premier League. Un respiro absoluto para el jeque Mansour bin Zayed y claro, la confirmación de que Guardiola continúe al frente del proyecto que buscan coronar con la obtención de la Orejona. Una gran noticia para los de Manchester previo al próximo duelo ante el Real Madrid.

La resolución que “salva” al City de quedarse sin Champions al menos el próximo año, ha generado la polémica alrededor del mundo y han resaltado comentarios como la “justicia es de quien la compra”, una afirmación que desgraciadamente muchas veces es verdad; pero en este caso, el conflicto entre UEFA y el City se remonta a diciembre de 2018; de acuerdo con las versiones del club inglés, todo el procedimiento de que llevó a cabo la UEFA nunca fue el correcto. En los próximos días sabremos más detalles de todo este embrollo, pero creo lo más sensato es no hacer juicios anticipados.

La decisión del TAS no sólo ha significado un golpe a la UEFA, trajo daños colaterales a varios equipos ingleses que depositaban su fe en la sanción del City para colarse a Champions o a Europa League dependiendo el caso. Ahora, la Liga Premier ha dado un giro de 180 grados y nos dejará a los aficionados al futbol tres últimas jornadas de emoción pura. Incluyendo duelos directos entre los interesados como el del Chelsea vs. Wolverhampton, duelo de la última fecha del campeonato inglés.

Y a propósito de los Wolves, toda esta historia también afecta sin duda al futuro de Raúl Jiménez; durante los últimos días se ha discutido sobre la conveniencia del mexicano sobre quedarse una temporada más con los Lobos, o si era mejor que saliera a un equipo con más nombre. Con el indulto al Manchester City, la posibilidad para que el equipo actual de Jiménez clasifique a la próxima Champions es casi imposible, lo que comprometería las finanzas del club y la venta de Raúl sería inevitable.

Falta saber en dónde aterrizaría el mexicano; se ha hablado en las últimas semanas que su futuro podría estar entre la Juventus o el Manchester United; probablemente la mejor opción sea que Raúl continúe en Inglaterra, país y liga que le ha caído de maravilla, por lo que fichar por el Manchester United parecería la mejor opción.

Y un último afectado por la decisión del TAS sería el Barcelona. Desde la ciudad catalana se había manejado la opción del regreso de Pep Guardiola, tratar de seducirlo por la ausencia de Champions League; ahora con la participación definida del City en Europa, el sueño, de por sí medio guajiro del Barcelona, se esfuma por completo.