Avatar del Daniel Alonso

Daniel Alonso

Eppur si muove

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso
Daniel Alonso
Por:
  • Daniel Alonso

Y, sin embargo, se mueve”, son las famosas palabras que supuestamente el astrónomo y filósofo italiano, Galileo Galilei, pronunció una vez que concluyó el juicio que interpuso en su contra la Iglesia, en donde tuvo que negar su teoría en la cual la Tierra es la que gira alrededor del Sol y no viceversa. Actualmente, dicha frase se usa para afirmar que, aunque se niegue la veracidad de un hecho, este hecho es totalmente verdadero.

La polémica por la “alineación indebida” en la que el América quedó atrapado, se encaminaba a ser el estigma de toda la temporada; desde que comenzó la transmisión del partido entre el Atlas y el América, y se hizo de conocimiento que existía una irregularidad en lo administrativo, no habría más que dos opciones: la primera, en caso de concretarse la doble victoria (en la cancha y en la mesa) del América, se revivirían las eternas acusaciones sobre el club de Coapa. La segunda opción era la derrota en la mesa lo que generaría una burla de propios y extraños.

La opinión pública se inclinaba sobre la primera, el América, el equipo más poderoso del futbol mexicano saldría ileso de las oficinas administrativas de la Liga y la Federación; y cuando se cumplían las 48 horas del desenlace, casi en la medianoche del lunes, la información se confirmaba, las Águilas del América perdían los tres puntos, perdían el liderato, quedaba sin efecto el magistral penal anotado por Henry Martín y a cambio, se “comían” la vergüenza y un tres a cero en contra.

Pero esta vez, lo que pudiera ser una derrota “histórica” por el contexto, se ha transformado en una victorial moral y de honor para el cuadro que durante un tiempo se autodenominó como el “más odiado”; ha sido la propia directiva la que asumió la culpa y ofreció disculpas a su afición, jugadores y cuerpo técnico; aceptó con dignidad la derrota y, al mismo tiempo, realizó la petición para que el reglamento sea revisado, pues un tipo de falta administrativa que no tuvo impacto en lo deportivo, no tenga una sanción del tamaño como se calificó.

Y en todo lo anterior, el América acertó. Así que fue el club de Coapa el que optó por la tercera opción, la de asumir con responsabilidad su falta y evitar que durante toda la campaña se le recuerde que ganó ilegalmente tres puntos; ¿qué hubiera sido para el club de Solari tener que soportar semana a semana dichos cuestionamientos? ¿Qué habría pasado si el América con esos puntos hubiera amarrado el liderato o la calificación directa y a la postre culminara en el título? La victoria era un fantasma que los perseguiría.

Las poderosas Águilas presentaron con docilidad su derrota mediante un comunicado ante la Santa Inquisición conformada por algunos analistas deportivos, miembros de la FMF, por la directiva del Atlas y por un sector de la afición. Permitió perder el partido que ganó en la cancha sin utilizar un solo segundo al señalado Federico Viñas. Soportó las burlas y memes de sus más odiados rivales. Y, sin embargo, a pesar del desastre, ganó mucho más que tres puntos.