Avatar del Daniel Alonso

Daniel Alonso

La tarea de Mikel

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso
Daniel Alonso
Por:
  • Daniel Alonso

El arranque del torneo continúa en un letargo del cual no se ve cómo pueda despertar. Entre el caos que la misma pandemia ha generado en los clubes, los protocolos fallidos de la liga, la irresponsabilidad de jugadores como Alan Mozo, de Pumas, los inexistentes fichajes de lujo, los estadios vacíos, etc, la Liga MX tiene un panorama más que sombrío.

Ahora más que nunca, y después de escuchar declaraciones del presidente ejecutivo de la Liga MX, Mikel Arriola, quien asegura que tiene en mente la estrategia para sanear las finanzas, también deberá pensar en la estrategia deportiva para que el nivel del torneo no se estanque y por consecuencia el interés de la afición continúe a la baja.

Es innegable que la crisis económica que se desató por la pandemia mundial le ha pegado al deporte de todos los países y ha puesto en jaque a muchos clubes que ahora cuentan con presupuestos limitados; sólo basta mirar la crisis del FC Barcelona, un todopoderoso de Europa que ahora mismo tiene una deuda a corto plazo de 730 millones de euros, dicha deuda provocada por la mala gestión de la última directiva, pero que la crisis del coronavirus agravó.

Continuando con las palabras de Mikel, quien dice que condicionará a Conmebol el regreso de los clubes mexicanos a Libertadores, para que éstos jueguen en las mismas condiciones, y puso como ejemplo que “nuestro país pueda tener la final de vuelta en caso de disputarla”. Creo que los tiempos y nuestra liga, no esta para “condicionar a Conmebol”, y menos cuando los premios económicos por participar en Libertadores han sufrido incrementos desde hace ya varios años.

Para mayor referencia, los Tigres del Tuca, que recientemente ganaron la Liga de Campeones de la Concacaf, se llevaron 500 mil dólares de premio. Este sábado Palmeiras y Santos disputarán la final de la Libertadores y el campeón se llevará un premio adicional de 15 millones de dólares, que sumado a lo recabado en las rondas previas sumará un total de 28 millones de verdes. Para nada despreciables.

Por jugar la ronda de grupos, cada equipo recibe 1 millón de dólares por cada encuentro de local, más la taquilla completa de dichos encuentros. Es decir, por participar en fase de grupos, un club puede embolsarse más de 3 millones de dólares, sería como ganar seis veces la Concachampions. Hoy los Pumas no pueden reforzar su delantera porque no cuentan con 1.5 millones de dólares.

Es muy importante que alguien le avise a Mikel Arriola que el formato de la Copa Libertadores cambió hace ya un año y ahora la final es a partido único y cuya sede se define previo al arranque del torneo, que, a propósito, para la final de la Libertadores 2021, la Bombonera de Buenos Aires es la sede favorita para albergar la gran final.

El regreso no es sencillo, pero es tiempo de que todos los clubes impongan su voluntad por regresar a Libertadores, que se olviden del tema de transmisiones, o los celos de la Concacaf, en estos tiempos económicamente difíciles, tampoco importan las condiciones deportivas tan complicadas que impone Sudamérica, ahora el tema económico es también muy atractivo. Si Mikel Arriola quiere trascender y no ser un burócrata más de nuestro futbol que pasan sin pena ni gloria, ya sabe cual es su tarea.