Avatar del Eduardo Marín Conde

Eduardo Marín Conde

El Club de los 27

CINEBUTACA

Eduardo Marín Conde
Eduardo Marín Conde
Por:

Hace unos días se cumplieron nueve años de la trágica muerte de la cantante inglesa Amy Winehouse por intoxicación alcohólica. No voy a abordar su carrera musical, que no es mi especialidad, pero sí recordar ese admirable testimonio de su vida que nos dejó su compatriota Asif Kapadia y que le valió hace cuatro años el Oscar a Mejor Documental. Junto con “Senna”, que abordaba la vida del piloto de F1, el brasileño Ayrton Senna, también de fatal destino, Kapadia nos ha dejado así dos de los mejores documentales de la historia.

Amy murió cuando tenía 27 años de edad. Como me recordó mi paisano y amigo, especialista en rock, Manuel Rosales, forma parte del icónico Club de los 27, con otras legendarias figuras que también fallecieron a esa edad, en singular coincidencia del infortunio: el portentoso Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison y Kurt Cobain. Leyendas que han sido retomadas, con diferentes resultados, por el cine.

Hay que destacar el vigoroso drama individual que logró Oliver Stone en “The Doors”, hace 29 años, en el que Val Kilmer sorprendió con su interpretación de Morrison. Una gran película injustamente menospreciada por la Academia de Hollywood.

La compleja figura de Janis Joplin fue retomada en 1979 por el director Mark Rydell en “La rosa”, que, con otro nombre, abordaba muchos aspectos de la vida de la cantante, personificada por Bette Midler, que además de la nominación al Oscar a Mejor Actriz estelar, ganó el Globo de Oro a mejor actriz de musical o comedia. Cuatro años después de la muerte de Janis, ocurrida en 1970, se realizó un gran documental titulado simplemente “Janis”, certera crónica biográfica desde su infancia en Texas hasta el legendario concierto de Woodstock en agosto de 1969. Sigue pendiente el proyecto de que la talentosa Amy Adams interprete a Janis. El problema ahora es la edad de la protagonista, ya que está por cumplir 46 años, 19 más que ella al morir, aunque actualmente los efectos digitales hacen maravillas.

Así como con Janis, el cine tiene una deuda pendiente con Jimi Hendrix. Hace 20 años hubo un anodino filme de TV sobre él, con el poco conocido Wood Harris en el papel central. Sin duda, hace falta un filme de calidad y de impacto sobre este extraordinario personaje, muerto sólo 16 días antes de la Joplin. Al igual que ella y que Morrison y Amy, fue víctima de su adicción a las sustancias tóxicas.

El caso del líder del grupo Nirvana, Kurt Cobain, muerto en 1994, la causa fue suicidio, pero el documental “Soaked in Bleach” (2015) apunta otra versión. Otro documental televisivo de ese mismo año, “Montage of Heck”, brillante testimonio de su vida, recibió siete nominaciones al Emmy. Como en el caso de Amy Winehouse, resulta de gran interés no sólo para los fans del cantante, sino para todo cinéfilo, porque posee sentido humano y vale como obra fílmica.