Jueves 22.04.2021 - 18:26

Avatar del Eduardo Marín Conde

Eduardo Marín Conde

Cristo en el Cine

CINEBUTACA

Eduardo Marín Conde
Eduardo Marín Conde
Por:
  • Eduardo Marín Conde

A propósito de la Semana Santa, recordamos que Jesús es el personaje histórico que ha aparecido más veces en el cine a lo largo de la historia, seguido por el rey Arturo, Robin Hood, Hitler y Lincoln.

Desde su aparición en el monumental filme mudo “Intolerancia” de David Griffith, hace más de un siglo, hasta su impactante presencia en la polémica y excesiva “La pasión de Cristo” de Mel Gibson, Jesús ha sido constante en el cine en una amplia variedad de cintas: del profundo sentido religioso de “El evangelio según San Mateo” de Pasolini hasta la vibrante adaptación del musical de Broadway “Jesucristo superstrella”, de Norman Jewison, pasando por la filosa parodia de los Monty Python en “La vida de Brian”.

La pasión de Cristo”, hablada en arameo, fue un auténtico fenómeno de taquilla. No sólo es la película religiosa de mayores ingresos brutos de la historia sino también la de mayor recaudación con clasificación sólo para adultos. Tuvo un costo de 30 millones de dólares y cosechó a nivel mundial más de 600 millones (371 millones sólo en Estados Unidos, récord para un filme no hablado en inglés). Hasta en un país de aplastante mayoría musulmana como Turquía, fue un éxito, con ingresos superiores a 2 millones de dólares.

El cine mexicano tampoco resistió abordar la vida de Jesús en la popular “El mártir del Calvario” (1953), con Enrique Rambal como el Mesías y Manolo Fábregas como Judas, bajo la dirección de Miguel Morayta, todos ellos españoles.

La personificación de Cristo ha estado rodeada de una aureola de figura sagrada. Así, en la superproducción de “Ben Hur” de 1959, nunca vemos su rostro en pantalla. Normalmente los actores que interpretaron a Jesús fueron superados por el peso y el impacto de su caracterización, sin volver a tener otro papel de su relevancia. Es el caso de Ted Neeley que estelarizó “Jesucristo superestrella”; Robert Powell, quien lo personificó en la mini serie de cuatro episodios “Jesús de Nazareth” de Franco Zeffirelli, que se exhibió en los cines en dos partes, o Jim Caviezel, actor central del filme de Gibson.

Las excepciones son el sueco Max von Sydow, que lo interpretó en “La más grande historia jamás contada” y Willem Dafoe, quien lo encarnó en la brillante e inteligente adaptación de Martin Scorsese de la gran novela del griego Nikos Kazantzakis, “La última tentación de Cristo”, incomprendida por buena parte de la población, atacada por la ceguera de la Iglesia, repudiada por una masa indignada, sin haberla visto. Prohibida su exhibición en una gran cantidad de países, es un ejemplo de censura e intolerancia, pero es la mejor película sobre Cristo que se ha realizado, además del musical de Jewison.

Les comparto mis cinco filmes preferidos sobre Cristo:

1- “Jesucristo superstrella” (1973)

2- “La última tentación de Cristo” (1988)

3- “El evangelio según San Mateo” (Italia) (1964)

4- “Jesús de Nazareth” (Italia/GB) (1977)

5- “Rey de reyes” (1961)