Avatar del Eduardo Marín Conde

Eduardo Marín Conde

Dura competencia por el Oscar Extranjero

CINEBUTACA

Eduardo Marín Conde
Eduardo Marín Conde
Por:
  • Eduardo Marín Conde

Más allá de la terrible crisis económica en la industria cinematográfica por el desplome en los ingresos de las salas de alrededor de 90% tanto en México como en EU, la pandemia provocó el aplazamiento de la temporada de premios. La Academia de Hollywood decidió posponer dos meses la entrega del Oscar, que ahora se llevará a cabo el último domingo de abril. Ésta será la fecha más tarde en el año en que se haya celebrado la ceremonia desde la primera entrega, el 16 de mayo de 1929, hace 92 años. Las esperadas nominaciones se anunciarán el 15 de marzo. Por consecuencia, se han recorrido en cadena todas las entregas de premios de los sindicatos de la industria y de los Globos de Oro, los cuales en esta ocasión tendrán lugar el 28 de febrero y cuyas nominaciones, que normalmente se dan a conocer justo en esta semana decembrina, serán hasta el 3 de febrero.

Una de las categorías más competidas y más apasionantes es la de Película Extranjera, que desde este año se denomina Película Internacional, aunque el cambio es muy forzado porque la condición sigue siendo la misma: producciones no habladas en inglés. Cada país elige una sola película para competir, de donde salen las cinco nominadas finales.

Justo el año pasado se estableció el récord de 93 países inscritos. Como todos recordamos, la ganadora fue esa joya que es “Parásitos”, que significó el primer Oscar en la historia para Corea. México envió, sin éxito, “La camarista”.

La fecha límite para registrar las películas venció el 1 de diciembre. La Academia aún no ha hecho el anuncio oficial de las participantes finales, pero hasta hace unos días ya se habían inscrito un total de 88 países. Como se ha comentado ampliamente, la Academia Mexicana eligió, por votación de sus miembros, a la ganadora del Ariel “Ya no estoy aquí”, de Netflix. Reitero mi opinión que sus posibilidades de ser nominada son escasas.

Francia e Italia comparten el primer lugar con 14 victorias en la categoría y luego, muy atrás, le siguen España, Japón y Rusia (incluyendo lo que antes era la Unión Soviética). México es el país latinoamericano con más nominaciones, con nueve, pero sólo hemos conseguido la estatuilla en una ocasión: con “Roma”, de Alfonso Cuarón, en 2019.

Es una categoría donde compiten filmes de alta calidad. Fuertes contendientes son este año la danesa “Another round”, la iraní “Hijos del sol”, la canadiense “Funny boy”, la checa “Charlatán”, la eslovaca “El reporte Auschwitz”, la rusa “Queridos camaradas”, la japonesa “True mothers”, la coreana “The man standing next” y el documental “Colectivo” de Rumania, que está recibiendo los mayores elogios, y que podría tener doble nominación como Película Internacional y como Mejor Documental.

Así que la competencia está muy dura. El 9 de febrero se dará el primer corte con 10 finalistas, de donde saldrán las cinco nominadas finales.