Avatar del Eduardo Marín Conde

Eduardo Marín Conde

El Oscar: Reflexiones

CINEBUTACA

Eduardo Marín Conde
Eduardo Marín Conde
Por:
  • Eduardo Marín Conde

Nomadland”, que se exhibe actualmente en nuestra cartelera, resultó, como aquí lo vaticiné, la ganadora del Oscar a Mejor Película. Profundo testimonio humano, sutil y certero relato sobre un rostro de la sociedad estadounidense, basada en historias reales a partir de un reportaje periodístico. No hubo sorpresas. Arrasó con todos los premios de la temporada: el Globo de Oro, el Critics Choice de los periodistas de medios electrónicos, el PGA de la asociación de productores, el Bafta de la academia británica y había sido elegido el mejor filme por los críticos de múltiples ciudades como Chicago, Boston y San Francisco. Como también lo pronosticamos, la cineasta china Chloé Zhao, de 39 años, se convirtió en la segunda mujer en ganar el Oscar a Mejor Dirección por ésta que es su tercera película en Hollywood, culminando así una temporada perfecta.

Ha emergido una cineasta inteligente, sensible, que seguramente dará mucho de que hablar. Ya filmó su nueva película, que se estrenará en noviembre y que marca un cambio radical en su temática: “Eternals”, drama de fantasía basado en el comic de Marvel sobre un grupo de inmortales que viven en secreto en La Tierra. En el reparto, Angelina Jolie, nuestra paisana Salma Hayek, Gemma Chan, Richard Madden y Kit Harington (Robb Stark y Jon Snow de “Game of thrones”).

En cambio, fueron verdaderas sorpresas los Oscar a actuaciones estelares, lo que refleja que a veces la Academia de Hollywood resulta impredecible. Me dio mucho gusto el premio al galés Anthony Hopkins, quien a sus 83 años, se convirtió en la persona de mayor edad en ganar una estatuilla en actuación. Su papel en “El padre” roza lo sublime. Fue su segundo Oscar tras el que obtuvo hace 30 años por “El silencio de los inocentes”, igualando así a otros ocho actores como dobles ganadores en esta categoría, entre ellos Marlon Brando, Jack Nicholson, Tom Hanks, Dustin Hoffman y Sean Penn. El récord lo ostenta el inglés Daniel Day Lewis, con tres. Yo estaba convencido que la Academia iba a premiar, como homenaje póstumo, a Chadwick Boseman, fallecido el pasado agosto, cuya interpretación en “La madre del blues” es brillante. No fui el único que me equivoqué: de 33 especialistas de diversos medios en EU, 32 lo daban como ganador.

Tampoco creí que Frances McDormand ganaría su tercer Oscar como mejor Actriz Estelar. La Academia la encumbró a nivel de leyenda (sólo superada por la mítica Katharine Hepburn, que ganó cuatro), lo que me parece un exceso. Es innegable que su rol en “Nomadland” es muy meritorio porque con su sola expresión nos transmite profundos sentimientos, pero para mi las otras cuatro nominadas se lo merecían más. Creo que Viola Davis y Andra Day, en sus papeles como las cantantes Ma Rainey y Billie Holliday, se dividieron las preferencias de los que no votaron por Frances, lo que le favoreció. Para mi es una actriz, innegablemente talentosa, pero arrogante y sobrevalorada.