Avatar del Eduardo Nateras

Eduardo Nateras

Cuesta de enero en el INE

CONTRAQUERENCIA

Eduardo Nateras
Eduardo Nateras 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Eduardo Nateras

A mediados de semana, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral aprobó la solicitud de recursos adicionales a la Secretaría de Hacienda, para poder llevar a cabo la consulta sobre revocación de mandato, programada para el 10 de abril próximo.

Cabe recordar que, a mediados de noviembre pasado, la Cámara de Diputados —de mayoría morenista— aprobó el recorte de casi 5 mil millones de pesos al presupuesto solicitado por el INE, para llevar a cabo sus funciones y estar en condiciones de organizar el ejercicio de consulta —promovido por el propio López Obrador—, además de la renovación de las gubernaturas de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.

Desde entonces, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, expuso que la insuficiencia de recursos presupuestales ponía en riesgo la implementación de dicho procedimiento, pues la ley indica que, para este ejercicio, en particular, deben instalarse el mismo número de casillas que en una elección federal, lo que obliga a la autoridad electoral a colocar cerca de 162 mil.

Ante esta situación y el mandato del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Nacional Electoral llevó a cabo un ajuste adicional al costo del proceso que —a decir del propio INE—, si bien no era deseable en términos de las condiciones de idoneidad que caracterizan a sus procesos electorales, no pone en entredicho la realización de la consulta.

De esta manera, tras el ajuste realizado y diversas economías adicionales, el INE aprobó solicitar a Hacienda una ampliación presupuestal por 1,738 millones —de un déficit originalmente de 2,327 millones— para poder llevar a cabo la consulta, lo cual se insta que quede definido antes del 31 de enero próximo, para tener certeza sobre la continuidad de la logística necesaria para poder llevar a cabo el ejercicio.

Sin embargo, sin ser la respuesta oficial de la Secretaría de Hacienda, casi de manera inmediata vino el pronunciamiento por parte del Gobierno Federal en voz del secretario de Gobernación, Adán Augusto López —quien suple a López Obrador en las conferencias matutinas ante su convalecencia por Covid—, en el sentido de que no hay antecedentes de haber otorgado recursos adicionales a los asignados en el presupuesto de egresos a órganos constitucionales autónomos.

Además, de la mano de la Secretaría de la Función Pública, se presentó un plan de austeridad, según el cual el INE podría ahorrar más de 2 mil millones —adicionales a la reducción ya aplicada de 5 mil millones a su presupuesto para 2022— en recortes salariales y operativos, que le permitirían obtener los recursos faltantes para poder llevar a cabo el ejercicio de revocación de mandato.

Así, tras el breve y aparente asueto decembrino, se retoma el largo estira y afloja entre la máxima autoridad electoral de nuestro país y el Gobierno Federal, con episodios críticos por definirse en los meses venideros.