Avatar del Francisco Cárdenas Cruz

Francisco Cárdenas Cruz

Tan grave el error como que haya presión

PULSO POLÍTICO

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz
Por:
  • Francisco Cárdenas Cruz

Tan serio y grave es el hecho que David Colmenares Páramo, titular de la Auditoria Superior de la Federación, haya reconocido “inconsistencias en la metodología” al revelar que el costo de la cancelación del NAIM fue de casi 332 mil millones de pesos y no de 100 mil, como lo asegurara el Presidente Andrés Manuel López Obrador, como que esa rectificación pública pudiera haber sido consecuencia de alguna presión o amenaza alguna de parte de éste.

Porque no se trata solamente de un error numérico que bien podría haberlo en otro u otros rubros auditados, sino el descuido de haberlo incluido sin confirmación plena en un informe entregado a la Cámara de Diputados, sino la inmediata y al parecer justificada reacción de rechazo presidencial, que deja en evidencia a un importante organismo autónomo, responsable del manejo transparente de los recursos púbicos.

DE ESTO Y DE AQUELLO

La Fiscalía General de la República solicitó anoche a la Cámara de Diputados el desafuero del gobernador panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, al que acusa de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal, en lo que de inmediato militantes de Acción Nacional coincidieron en que equivale a una “declaración de guerra electoral” contra el blanquiazul.

Entre ruidosas protestas de las bancadas de oposición y aparición de carteles criticándola, la mayoría morenista y sus aliados en la Cámara de Diputados aprobaron en lo general la reforma eléctrica, y en lo particular discuten las centenares de reservas que también recibirán luz verde para que la minuta se remita al Senado, tal y como estaba previsto, a pesar del sinfín de opiniones en contra de distintos sectores, tanto de dentro como de fuera del país.

Empeora la mortal pandemia que día a día cobra más víctimas por una campaña nacional de vacunación, cuyas dosis siguen sin llegar o lo hacen en cantidades muy inferiores a los millones y millones de los que oficialmente se habla a diario por parte del Gobierno y de las autoridades del sector salud.

Además, alarma que, por un lado, se reporte que algunas personas que lograron ser vacunadas han registrado graves reacciones, como que en los altos niveles de Gobierno empiecen a lamentar —¿o es mero pretexto?— que las vacunas solicitadas a las farmacéuticas internacionales no aparezcan aún.

Escala ese tuit aparecido en redes sociales de “somos cinco millones de jubilados, los suficientes para dar vuelta a cualquier elección”, que a querer o no, debe preocupar a quienes son proclives a ver encuestas que hoy auguran que Morena va a mantener la mayoría en la Cámara de Diputados y que ganará varias de las 15 gubernaturas que se disputarán el 6 de junio.