Jueves 22.10.2020 - 21:12

Avatar del Hector Badillo

Hector Badillo

Menores de 5 años en riesgo de morir ante la pandemia

DESDE EUROPA 

Hector Badillo
Hector Badillo
Por:

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advierte que el avance conseguido ante las muertes prevenibles de niños y niñas por medio de la inmunización se ve amenazado por el azote de la pandemia de Covid-19 en todo el planeta, lo cual pone en riesgo sobre todo a los menores recién nacidos y hasta los 5 años de edad.

En 2019 se registraron 5.2 millones de muertes infantiles en todo el mundo, el número más bajo desde los 12.5 millones de infantes fallecidos en 1990. Sin embargo, esta tendencia a la baja de muertes de niños y niñas por enfermedades prevenibles se puede ver interrumpida por el coronavirus, ya que la emergencia sanitaria propicia la interrupción de la atención medica prenatal, postnatal y la vacunación necesaria para evitar enfermedades que ponen en riesgo la vida de los infantes.

Las previsiones de mortalidad infantil que presentaron UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos (DAES) y el Banco Mundial, alertan que los avances obtenidos hasta el año pasado están en riesgo por el impacto sanitario, económico y social por la pandemia de Covid-19.

La principal razón de este posible retroceso en la prevención de enfermedades en niñas y niños pequeños es la saturación de los sistemas de salud a causa de esta nueva enfermedad que puso al mundo de cabeza. La pandemia del SARS-CoV-2 desnudó los sistemas sanitarios de países ricos y pobres que no se preocuparon por invertir en la salud de los ciudadanos. Si algo deberían asegurar los gobiernos de cualquier país es el acceso a una salud pública de calidad y a programas sanitarios eficaces para combatir las enfermedades previsibles.

Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF, advirtió claramente que la vida de millones de niñas y niños menores de 5 años, sobre todo de niños recién nacidos, está en riesgo inminente si no se reactivan los servicios de salud para esta población vulnerable. La falta de recursos es uno de los problemas más comunes en hospitales y clínicas, sobre todo de países en vías de desarrollo.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia documenta que en un estudio realizado en 77 países se registró algún tipo de interrupción de servicios de salud para infantes, sobre todo de vacunación, en el 68 por ciento de los casos debido a la pandemia. Por su parte, la OMS registró la interrupción de un 52 por ciento en tratamientos de niños enfermos en 105 naciones.

La desinformación y el miedo a contagiarse juegan un papel muy importante en esta interrupción sanitaria que atemoriza a los padres e impide el traslado de los menores a los hospitales o clínicas para continuar sus programas de vacunación. El cierre de hospitales y la falta de transporte son otros factores que impiden la continuidad de los programas de inmunización de menores.

Ante esta situación que pone en riesgo la vida de millones de infantes es importante reactivar lo antes posible los sistemas sanitarios e informar a la población sobre el avance de la pandemia para evitar el miedo que paraliza a los adultos por falta de conocimiento y de criterio. Debemos proteger la vida de todos, pero principalmente de los menores de edad.