Avatar del IRALTUS l

IRALTUS

La cultura organizacional fuerte, tu aliada para promover la mejora de tu empresa

NUEVOS HORIZONTES

IRALTUS l
[MISSING]binding.image.description
Por:
  • IRALTUS l

Por Paola Murguía De Negris

Una cultura fuerte, orientada a resultados, constituye un elemento clave para el desarrollo de los negocios. Sin embargo, una cultura de este tipo no se da de manera orgánica, debes crearla a partir de seis elementos básicos:

1. Define de manera clara el propósito de tu empresa, el motivo por el que todos los días los colaboradores se levantan para ofrecer esos productos o servicios, y esa definición tradúcela en tu aspiración, visión y misión.

2. Desarrolla un lenguaje común, conceptos que los colaboradores de todos los niveles conozcan y comprendan, y establece qué es lo más importante en términos de principios de la empresa, los valores y conducta. Todos deben tener claro las expectativas que se tienen.

3. Lidera con el ejemplo. La alta dirección de la empresa debe ser el principal convencido de la misión, visión, valores y estándares necesarios en una compañía y debe transmitirlo mediante su ejemplo a la siguiente línea de mando quienes, a su vez, deberán promover estos comportamientos a través del ejemplo y así sucesivamente. A la par, da un reforzamiento positivo de todas aquellas conductas alineadas a los valores de la compañía.

Gráfico

4. Identifica a todas las personas que sin tener una alta posición jerárquica poseen rasgos de liderazgo en su personalidad, que ejercen influencia sobre sus compañeros de trabajo, su ejemplo también es muy poderoso en todos los niveles; ellos contagian la cultura de la empresa en el interior de sus núcleos de trabajo.

5. La buena comunicación es indispensable. Como cabeza de la empresa, se requiere que seas honesto, transparente y, sobre todo, congruente. Entre más información compartas con tus colaboradores, mejor comprenderán el porqué de las acciones y las decisiones y así confiarán en ti y tu dirección; todos se subirán al mismo barco y los esfuerzos se concentrarán en la consecución de un mismo objetivo.

6. Siempre debes tratar bien a todas las personas, independientemente de la posición que ocupen. Hay personas que aman su trabajo, comparten en su totalidad los valores de la empresa; sin embargo, deciden buscar otro trabajo porque no están dispuestos a soportar los malos tratos de su jefe. Como líder enfrentas una doble responsabilidad, no sólo tratar bien a quienes están a tu cargo, sino también evitar a toda costa que otros traten mal a sus compañeros.

Una cultura organizacional fuerte funciona como un trampolín para todas las iniciativas de mejora que trates de implementar en tu empresa, y no sólo eso, en tiempos difíciles como los que estamos atravesando actualmente, la cultura organizacional es el pegamento que mantiene a la empresa unida y le permite hacer frente a las adversidades.