Avatar del Javier Solórzano Zinser

Javier Solórzano Zinser

Dios nos ayude si volviera a ganar otra vez

QUEBRADERO

Javier Solórzano Zinser
Javier Solórzano Zinser
Por:

Fui convocado por el Hay Festival a conversar con el Premio Nobel de Economía 2008 Paul Krugman. 

La ocasión sirvió también para hablar del reciente libro del economista, Paul Krugman contra los zombis, el cual reúne sus artículos en The New York Times de los últimos 25 años y que son, sin duda, un referente para entender la vida de EU.

Cada uno de los artículos es una pieza digna de revisión, análisis y diagnóstico. Un elemento que distingue a EU y a Alemania, nos dice, es el hecho de que “somos una nación que puede darse el lujo de tomar medidas equivocadas, sin afectar tanto a su población”.

“En México, América Latina y algunos países, en este rango, podrían haber daños a largo plazo, más duros para la sociedad”, no pueden equivocarse porque no tienen cómo recuperarse.

Le presentamos algunos de los pasajes de la conversación que estamos ciertos pueden ser de su interés, porque la influencia y peso de Krugman va más allá de que sea un Premio Nobel, como nos decía “ante este reconocimiento, si de algo debes tener cuidado es de no alterar el ego y entender que la vida cambia de manera sustancial”.

Empezamos con la pandemia. Hizo referencia a lo que se está viviendo en Nueva York, aseguró que por momentos pareciera que no “estamos en medio de una situación inédita, lo que va quedando claro es que los neoyorquinos han asumido un cambio de hábitos que seguramente prevalecerá por mucho tiempo”.

Respecto a la forma en que algunos gobiernos han atacado el problema apunta que “la historia nos muestra que tanto los verdaderos populistas como los falsos populistas han estado en negación, son gente que niega la pandemia. El papel de EU a futuro cambiará debido al mal manejo ante el coronavirus, ha creado un daño permanente de su papel en el sistema global”.

En diversos momentos hizo referencia al papel de la democracia insistiendo en la importancia de entenderla como parte de la seguridad social, “necesaria en todos los países del mundo… pensamos, nos dice, que teníamos varios temas separados como el de la democracia y la seguridad social y ahora sabemos que son un solo tema, estamos en un gran peligro de perder las cosas que ya habíamos logrado”.

“En estos momentos de crisis es cuando debemos tratar de conservar la democracia y la seguridad social… estamos muy cerca de perderlo todo, espero que no sea el caso”.

La mirada crítica del influyente economista sobre las elecciones en su país da para la reflexión: “En este momento justamente si hubiera elecciones Trump perdería, está muy detrás en las encuestas, no tiene suficiente apoyo”.

Sin embargo, la victoria de Trump podría convertirse en realidad, “ciertamente está en una posición en la que no estaba en 2016… Dios nos ayude si volviera a ganar otra vez, pero pudiera ser el caso”.

Le planteamos el tema de las diferencias sociales en EU. Visualiza que un eventual triunfo de Trump podría enfrentar un problema de mediano plazo, “la razón es que la evolución interna no la va a entender, en poco tiempo el tema racial seguramente va a vivir cambios sustanciales”.

Las diferencias sociales no se deben “a las ganancias de los licenciados, se deben a las grandes fortunas de una élite, este tema y el de la austeridad están sobredimensionados”.

Como puede imaginar, muchos temas quedan para la reflexión y también para la controversia, quedémonos con la parte final.

“Es importante en medio de la crisis recuperar lo que hemos hecho a lo largo de años, algunas cosas han sido extraordinarias”.

RESQUICIOS.

Más allá de los evitables dimes y diretes entre quien asegura que la venganza no es su fuerte, pero no olvida, y quien quiere a como dé lugar regresar sin que se pueda olvidar su pasado, el INE hizo lo que tenía que hacer y ahora resulta que ya le cae bien a quienes lo tienen en la mira.