Jorge Camacho

Morena no es invencible II

ELUCIDACIONES

Jorge Camacho*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Jorge Camacho
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Jorge Camacho

El pasado 22 de mayo escribí en este mismo espacio y puntualice que Morena no es invencible, hoy lo puedo ratificar. Aquella ocasión escribí: “En Durango los ciudadanos son quienes le están dando un fuerte impulso al sistema democrático que considera al pueblo como el titular de la soberanía…”

Hoy ratifico eso y confirmo que Morena no es invencible:

Los candidatos se exceden en la explotación de la imagen del Presidente durante sus campañas políticas, centran el diálogo de manera particular en lo que se dice desde Palacio y lo que creen que puede ser un mensaje generalizado.

La decisión de sus candidatos es visceral y no está centrada en estudios serios, cualitativos, cuantitativos y semióticos.

La marca Morena tiene un peso específico soportada únicamente en los programas sociales, el porcentaje de beneficiarios está directamente ligado al porcentaje de las preferencias que se convierten en voto duro.

Morena y sus candidatos llegan a las contiendas a polarizar. Dividen a la sociedad entre buenos y malos.

La oposición debe tener claridad para poder ganar.

Elegir a sus candidatas o candidatos debe ser prioridad y no puede dejarse a los últimos meses de la contienda, se debe elegir con mucho tiempo de antelación, por lo menos 18 meses antes de la elección.

Las coaliciones o alianzas deben construirse desde las verdades, con acuerdos definidos y claros.

Sin importar la procedencia del candidato o la candidata, es importante que cada partido lo arrope como propio y lo lleve en verdad con lo profundo de su militancia.

Los partidos no alcanzan, es importante que se trabaje con la ciudadanía, los ciudadanos en todos los niveles deben estar en sintonía por la posibilidad de mejores condiciones.

Es fundamental que la sociedad tenga claro que nadie les puede quitar los programas sociales, nadie los puede amedrentar.

En Durango se confirma.

El PRI sí tiene militancia y votación.

El PAN sí tiene voto duro.

El PRD aporta de manera significativa.

La sociedad da la nota saliendo a las urnas.

Los programas sociales no ganan elecciones, el 25% de la población en Durango recibe programas sociales, eso no quiere decir que la fórmula de los programas sociales vaya directamente ligada a la votación.

El modelo de Esteban Villegas puede replicarse y tener éxito si se lleva al pie de la letra.