Avatar del Josefina Vázquez Mota

Josefina Vázquez Mota

Registro de menores en orfandad por Covid

SIN MIEDO

Josefina Vázquez Mota
Josefina Vázquez Mota
Por:
  • Josefina Vázquez Mota

A un año de la pandemia mundial de Covid-19, junto con la senadora Audelia Villarreal Zavala, decidimos presentar un punto de acuerdo para la creación de un registro de menores en orfandad, la elaboración de un programa nacional de atención integral para ellos, y uno más, de atención integral para quienes presenten problemas de salud mental.

Para el registro se sugiere que a través de los gobiernos estatales, por conducto de sus Registros Civiles, se obtenga la información de los menores en orfandad a causa de la pandemia, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social y del Sistema Nacional de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), a fin de tener números reales y fidedignos.

En cuanto al Programa Nacional de Atención Integral a los menores de edad en orfandad por la Covid, que sea el Sipinna, el Sistema Nacional de Asistencia Social Pública y Privada, y al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), los encargados de diseñarlo e implementarlo, considerando que deberá contener acciones que aseguren la alimentación, protección social, atención médica, económica, psicológica y educativa.

Sobre el Programa Especial de Atención Integral a menores de edad que presenten problemas de salud mental, que sea la Secretaría de Salud la que formule, expida e implemente, abordando la pérdida de uno o los dos padres, y la violencia que han vivido o viven debido a la restricción sanitaria.

Se estima que el número de menores en orfandad por esta causa es de alrededor de 162 mil 006 a 185 mil 150, de acuerdo con algunos parámetros eleborados por especialistas de la salud no oficiales.

Cabe mencionar que son muchas las voces de científicos y expertos que afirman que el número de fallecimientos a causa de la pandemia ha sido por lo menos el doble de las cifras oficiales, lo cual nos lleva a suponer que son mucho más los niños, niñas y adolescentes que viven en orfandad, enfrentando riesgos que van más allá de la pérdida de una familia.

Un ejemplo de ello son los menores que están siendo cooptados por la delincuencia organizada, por grupos armados como sucede en Guerrero, o que son desaparecidos.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) informó que en 2020 se reportaron como desaparecidos a mil 970 menores en el país, de los cuales el 27 por ciento se mantienen como desaparecidos y/o no localizados; mientras que el reclutamiento forzado por la delincuencia organizada es de alrededor de 30 mil niños, niñas y adolescentes.

Como podemos ver, los frentes y riesgos que enfrentan miles de menores no solamente adversos, sino que ponen en riesgo su vida, por lo que es urgente actuar.

Durante esta pandemia las niñas, niños y adolescentes no sólo han perdido a sus madres y a sus padres, sino que están en estado de orfandad y de una absoluta y grave vulnerabilidad.