Avatar del María Merced González González

María Merced González González

El compromiso de la Cuarta Transformación con la libertad de expresión

COLUMNA INVITADA

María Merced González González
María Merced González González
Por:
  • María Merced González González

En días recientes, Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, informó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ofrecerá conferencias diarias con el objetivo de fortalecer la confianza institucional entre los ciudadanos norteamericanos.

Claramente, la estrategia comunicativa del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha marcado un precedente para configurarse como un ejemplo en todos los países del mundo; siendo el espíritu de “la mañanera” un espacio diario de diálogo entre el pueblo de México y su gobierno. Sin embargo, se ha manifestado públicamente la desaprobación de la oposición ante este mecanismo que revela la transparencia de un gobierno que se encuentra, como nunca antes, cercano a sus representados.

El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, menciona que “toda persona tiene derecho a la libertad de expresión, siendo incluido en este derecho el no ser molestado a causa de sus opiniones”. Es por ello, que un deber de la Cuarta Transformación es y será la defensa de esta atribución universal, que no deberá de ser coartada a un Presidente de la República.

Incluso, el actual gobierno ha gestionado acciones de protección a este derecho fundamental, desde la implementación de mecanismos que erradiquen los asesinatos de periodistas, hasta la apertura a debate y diálogo circular de los temas de política nacional con actores de oposición, manteniendo en todo momento los principios de respeto y empatía, de tal suerte que, no es simulación, no es maquillaje, es un cambio verdadero. En ningún sexenio anterior se vivió esta transformación comunicativa, que apuesta por el fortalecimiento de la confianza entre ciudadanía y gobierno.

El creciente interés por el tema de la adecuada comunicación a través de las instituciones se debe, al menos en parte, a la crisis que experimentan los regímenes democráticos en el mundo, una crisis de participación de los ciudadanos en los procesos políticos, de representación de la sociedad en las distintas instancias del Estado. Por ello, se necesita de la cooperación mutua entre medios de comunicación, gobierno y sociedad, para aumentar los índices de confianza que garantizan un éxito en la aplicación de la buena gobernanza.

En palabras del Presidente Andrés Manuel López Obrador:

“Si lo que hiciéramos no significara luchar por una causa justa, si no tuviéramos esa convicción, entonces nos afectarían mucho los ataques, pero tenemos un escudo que nos protege, que es la causa que se defiende, la transformación de México”.