Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

Menos medicinas, más caras y corrupción

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Mauricio Flores

La destrucción del sistema de compras consolidadas de medicamentos y material médico para el sector público para el cual el IMSS contaba con 300 funcionarios expertos para ello, no creó un mejor sistema de abasto, ni generó ahorros ni acabó con la “corrupción” que el actual gobierno acusó existía; la sustitución del anterior sistema por la UNOPS, a cargo aquí de Giuseppe Mancinelli, y del Insabi, de Juan Ferrer, sólo dio paso a un desorden monumental que elevó en casi 39% el precio unitario de tales insumos para la salud.

En las compras consolidadas que en 2019 correspondió efectuar a la Oficialía Mayor de Hacienda, el volumen se redujo 9.4%, pero logró un ahorro de 4% en cuanto el importe total desembolsado, conforme los datos del Instituto Farmacéutico México, que dirige Enrique Martínez. Sin embargo, dado que se configuraba un escenario ya de desabasto, en particular de medicamentos contra el cáncer, a mediados de 2020 la Oficialía Mayor, entonces a cargo de Thalía Lagunas, pasó la estafeta al Insabi que, a su vez, contrató por casi 150 millones de dólares a los “expertos” de Grete Faremo en la UNOPS.

El resultado es fracaso: este 2021 Insabi-UNOPS compró en piezas el equivalente al 45% de lo adquirido en 2018. Tal ha sido el desabasto que el IMSS se tuvo que hacer cargo de parte de sus propios suministros, así como la Sedena y Pemex; incluso Insabi, desde noviembre pasado, realizó compras por su cuenta.

Este desorden ha dado espacio para un crecimiento exponencial de las compras por adjudicación directa (en procesos consolidados o compra individual) que a junio pasado representaron 67% del total en valor. Obvio: sí los medicamentos no llegaban a los hospitales, institutos y clínicas, los encargados de los mismos compraron al precio que fuese ya sea genéricos, material médico y especialidades. Si bien no se puede generalizar el señalamiento de casos de corrupción, las compras directas son el caldo de cultivo para componendas y “moches”.

En resumen: no se cumplieron los objetivos que hace 3 años se trazó el Gobierno en cuanto a suministros médicos, y los problemas que se pretendía erradicar se hicieron mayores.

Amplían contratos con Operadores Logísticos. A los costos directos de adquisición de medicamentos e insumos hay que aumentar el costo de la entrega a los almacenes autorizados y luego la entrega a cada punto de atención. Habrá salido todo más caro que en periodo neoliberal. Y aún no está claro cómo se “armará” Birmex para ser el gran distribuidor de medicamentos e insumos médicos. Una infraestructura como la que desarrolló Maypo, de Jack Rodríguez, puede superar los 6 mil millones de pesos y requerir varios años de experiencia y organización para distribuir con alcance nacional. Así que en lo que Jens Pedro Lohmann inicia a planear lo que será Birmex, el Insabi busca ampliar otros 3 meses los contratos que vencen este diciembre a los operadores logísticos (a los que, por cierto, adeudan más de mil millones de pesos) dada la desorganización en las entregas que hace UNOPS. Los operadores logísticos son Arcar de Agustín Padilla, Vantage de Jesús Garrido, CIMSA que dirige Rubén Hernández y el propio Birmex.

SENEAM, otros datos. En una amable carta que envió Arely Gallardo, jefa del Centro de Control Radar México, en relación a lo aquí escrito sobre “Noviembre 13, la Tragedia que no fue”, además de invitar a quien esto escribe a visitar las instalaciones del Servicio de Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano, señala que ellos tienen otros datos: que el incidente narrado ayer corresponde a una aplicación, “no en el video y grabaciones reales (de radar) que se realizó en el Centro de control, misma que se encuentra en nuestro resguardo”. Agregan que en realidad los vuelos de Aeroméxico y Volaris ahí comprometidos tenían tres millas de separación con lo que se cumplió con la norma y que la Agencia Federal de Aviación Civil, a cargo de Carlos Rodríguez, concluyó que no hubo problema alguno. Por tanto: 1) Visitaré próximamente SENEAM; 2) Demando se haga público la grabación con la que se realizan las respectivas investigaciones.