Miércoles 21.10.2020 - 16:13

Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

Refrescos, impuesto a pobres y gordos

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores
Por:

El prohibicionismo hoy tan de moda —algo atrincherado tras reu-nión del presidente mundial de Coca-Cola, James Quincey, con Andrés Manuel López Obrador— propone aumentar impuestos a las bebidas saborizadas bajo el supuesto que ello inhibirá el consumo para salvaguardar la salud de la población menos favorecida; pero tres investigadores en Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León han demostrado que tal supuesto es una mentira redonda.

Los investigadores Daniel Flores, Edgar Mauricio Luna y Bricelda Bedoy se dieron a la tarea de analizar el impacto que de 2011 a 2019 ha tenido la aplicación del Impuesto Especial a Productos y Servicios a tales bebidas (que hoy portan los negros semáforos que promovió entusiastamente el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell) y concluyen que ese impuesto ha sido regresivo, es decir, que se carga sobre la población más pobre, pero que poco ha logrado en alejar a las personas de su consumo.

Los expertos realizaron un estudio denominado, con las conclusiones fuertemente cimentadas en análisis econométricos, “Regresividad y Efectos del IEPS Aplicado a la Industria de las Bebidas Saborizadas en México y sus Regiones”. Y aplicando el Índice de Suits (donde 1 es progresividad total, es decir, que afecta a los más ricos y -1 a que afecta totalmente a los más pobres), el resultado es que en 9 años el IEPS resultó regresivo en -0.33% a nivel nacional, con una incidencia 12.5 veces mayor en los hogares de menores ingresos (Decil I) que los hogares de mayor ingreso en Decil X.

Pero ello no redujo el consumo, no cuando menos de refrescos: al medir la elasticidad precio obtuvieron un coeficiente, se encontró que al subir 12% el precio por el IEPS el consumo per cápita sólo bajó 4.1%. Los jugos, en cambio, perdieron 10.5% de ventas cuando el precio subió 4.18% cuando se aplicó el impuesto.

Así, otra demostración firme de que los impuestos son para recaudar, no para educar.

¿Dónde quedó el fideicomiso? Se desconoce lo que sucederá con mil 500 millones de pesos del Fondo para el Desarrollo Regional y Sustentable de Estados y Municipios Mineros, el cual podría desaparecer junto con otros 53 fideicomisos, de aprobarse hoy la iniciativa respaldada por Morena. De ese dinero, 85% era para programas educativos, 5% de promoción productiva y 10% para infraestructura social; ahora se dice que irá para atender la emergencia electoral, perdón, sanitaria. Por ello, han cerrado filas en defensa de esos recursos los gobiernos de Claudia Pav-lovich, en Sonora; de Javier Corral, en Chihuahua, de Miguel Riquelme, en Coahuila, y de José Rosas Aispuro, en Durango, así como industriales mineros y líderes sindicales como Javier Villarreal, de la CTM, e Ismael Leija, del Sindicato Minero Democrático. Saben que la minería aporta más de lo que recibe: 8% del PIB y 2.6 millones de empleos.

Beatriz y el deslinde GINgroup. Interesante las explicaciones de Beatriz Gasca —tras los señalamientos de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum— sobre su apoyo personal a los colectivos de mujeres que tienen tomada la sede de la CNDH: afirmó que lo hizo a título personal y deslindó de ello a la empresa para la cual trabaja y de la cual se separa (como responsable de recursos humanos de un centro operativo de GINgroup) hasta que culminen las indagatorias pertinentes. En tanto que la empresa de Raúl Beyruti se deslindó de cualquier manifestación violenta como forma de expresión política, al tiempo que niega patrocinar movimiento o expresión política alguna, dado su respeto irrestricto al Estado de derecho.