Avatar del Rafael Solano

Rafael Solano

Clase media: a punta de votos

DE LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD

Rafael Solano
Rafael Solano
Por:
  • Rafael Solano

Es cierto, los números marcan una victoria del partido gobierno en 11 gubernaturas, a simple vista es un gran número, pero si ponemos como referente el Producto Interno Bruto (PIB) por entidad, las cosas cambian; veamos las victorias obtenidas por morena: Sonora (3.4 del PIB nacional), Baja California (3.5), Baja California Sur (0.9), Colima (0.6), Tlaxcala (0.6), Zacatecas (0.9), Nayarit (0.7), Guerrero (1.4), Sinaloa (2.2); y disputa en tribunales en Michoacan (2.5) y Campeche (2.7); estas últimas inclinadas a la coalición oficialista. Esto quiere decir en términos económicos que estas victorias representan el 19 por ciento de la economía nacional.

Por otro lado, ¿Dónde avanzó la oposición? Nuevo León (8.0 del PIB), Chihuahua (3.5), Querétaro (2.3). Si lo observamos a nivel estatal, lo que vemos es el 13.8 por ciento de la economía.

Pero el diablo está en los detalles, es decir en los Municipios, y es aquí donde se modifica el análisis simple. En el Estado de México, los resultados opositores en Naucalpan, Tlalnepantla, Toluca, Cuautitlán Izcalli, Tultitlán, Metepec, Atizapán, La Paz; con estas victorias municipales, la oposición avanzó en municipios que representan al menos el 80 por ciento de la economía del Estado de México, esto es al menos el 7 por ciento de la economía nacional.

En la Ciudad de México, el avance opositor es aun más fuerte: Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Cuajimalpa, Alvaro Obregón, Benito Juárez, Coyoacán, Magdalena Contreras, y Tlalpan representan casi 90 por ciento de concentración de la economía de la capital, esto es alrededor del 15 por ciento de la economía nacional.

La Zona Metropolitana del Valle de México, y las ciudades de Monterrey, Guadalajara, Puebla, Torreón, Querétaro, León, así como San Luis, decidieron opositor, estas ciudades representan 8 de 10 ciudades de mayor actividad económica en todo el país.

Si observamos el impacto electoral desde la óptica estatal, la oposición mantiene el 50 por ciento de las entidades productivas del país. Pero si le ponemos lupa a los resultados municipales, la oposición ganó fuerte presencia en el 70 por ciento de las zonas productivas.

Estos datos son relevantes porque 3 de cada 4 miembros de la clase media mexicana vive en zonas urbanas y visto desde esa óptica, el castigo al gobierno fue contundente. Y es que de acuerdo al INEGI, 93 por ciento de las pequeñas empresas fueron abandonadas a su suerte y al menos 12 millones de mexicanos estuvieron sin trabajo a consecuencia del COVID. El gobierno le volteo la cara a la clase media, pero esta respondió contundentemente a punta de votos.

Ante esta respuesta electoral, el presidente no encontró otra manera de enmendar su desastre electoral mas que etiquetar a la clase media de aspiracionista y sin escrúpulos. Lo cierto es que en palacio perdieron a la clase media.