Avatar del Roberto García Requena

Roberto García Requena

¿Dónde está la oposición de frente al 6 de junio?

BANDA ANCHA

Roberto García Requena
Roberto García Requena
Por:
  • Roberto García Requena

Todo indica, según las encuestas más serias, que Morena y sus aliados mantendrán la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados en las elecciones intermedias a celebrarse este 6 de junio.

A pesar de que una mayoría de mexicanos no están de acuerdo en las políticas públicas instrumentadas por el actual Gobierno, y a pesar de las crisis económica y sanitaria que se viven en la actualidad, y también a pesar de una inseguridad desbordada en donde varios territorios del país los controla el narcotráfico, el Presidente López Obrador mantiene buenos niveles de aceptación (entre 50 y 60 por ciento) y una buena parte de la población parece estar dispuesta a insistir en un voto de confianza y esperanza en Morena.

Faltan poco más de dos meses para los comicios y todavía pueden pasar muchas cosas, pero todo apunta a que Morena se llevará al menos diez u once de las 15 gubernaturas en juego, tendrá mayoría en más de la mitad de los 30 congresos que se estarán votando y conservará, como ya se comentó, la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

Si bien AMLO no va a aparecer en la boleta electoral en esta ocasión, esta elección se va a interpretar como un refrendo a su administración y, con ello, es altamente probable que también gane el referéndum del año entrante para mantenerse en el poder.

Es muy complejo el análisis político y socioeconómico para explicar por qué se pueden dar los resultados anteriores y son muchas las aristas que se tendrían que estudiar para entender este fenómeno. Pero, sin lugar a duda, uno de los principales factores que inciden es el pobre papel que están jugando todos los partidos de oposición al Gobierno.

El PRI, con su líder Alejandro Moreno, alias Alito, privilegió candidaturas de compadrazgos y amistades. No han sabido formar cuadros nuevos y se repiten muchos de los nombres y caras que justamente la sociedad ya no quiere ver. Incluso se menciona que el propio Alito está entregado a los brazos de AMLO. Por cierto, al parecer, ninguno de los gobernadores de este partido quiere operar electoralmente en favor del PRI en la contienda.

El caso del PAN es casi igual de vergonzoso. ¿Quién es Marko Cortés, su presidente? Salvo una decena de cortesanos, la verdad es que nadie lo ve ni lo escucha. Como si no existiera. Si bien el esfuerzo de Ricardo Anaya para empezar a proyectar una nueva candidatura hacia el 2024 es loable, la verdad es que no prende y no conecta con la gente.

Ambos partidos, PRI y PAN, tampoco han tenido un gramo de autocrítica, un reconocimiento al cúmulo de errores del pasado que los llevó al hartazgo de la sociedad. Y el PRD ya ni vale la pena mencionarlo; está prácticamente borrado del mapa electoral.

Sin duda, esta oposición desdibujada, sin rumbo y sin auténticos liderazgos es una razón importante de por qué es tan probable que el 6 de junio Morena tenga buenos resultados.