Avatar del Valeria López Vela

Valeria López Vela

Madrid: “comunismo o libertad” vs. “democracia o fascismo”

ACORDES INTERNACIONALES

Valeria López Vela
Valeria López Vela
Por:
  • Valeria López Vela

Para una antigua profesora de lógica —como yo— las consignas políticas suelen ser motivo de un florido análisis retórico; sin embargo, las que encabezaron la campaña electoral madrileña fueron diferentes y sintomáticas; distinta porque no eran las promesas bobas con las que se suele enamorar a los electores —desde “bienestar para tu familia”, “haremos historia”, “ya cambió”— sino planteamientos disyuntivos que eran más una amenaza que una inspiración.

Imaginen ustedes, queridos lectores, que su pretendiente romántico quisiera convencerlos de tener una cita con una de estas frases: “O cenas conmigo o te resignas a migajas”, “Te casas conmigo o se acaba tu vida”. No creo equivocarme al escribir que no tendríamos ningún otro motivo para aceptar que el miedo, que no siempre es un buen consejero.

Algo parecido ocurrió en el discurso político del PP y Vox —derecha y ultraderecha— al enfrentar al PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos —centro, izquierda y populismo. La consigna se resumió en “comunismo o libertad” vs. “democracia o fascismo”. Ambas proposiciones son falsos dilemas, pero, más importante aún, muestran una insalvable fractura electoral con pocas esperanzas de equilibrio en el gobierno.

La candidata del PP, posible ganadora, dijo que las personas que utilizaban los servicios alimentarios de la seguridad social eran unos “mantenidos subvencionados”; Pablo Iglesias, quien dejó la vicepresidencia para contender por la alcaldía de Madrid, recibió un sobre con amenazas de muerte; la candidata de Vox, Rocío Monasterio, dudó de la veracidad de la palabra de Iglesias.

En total, se enviaron siete cartas con amenazas y balas; los destinatarios fueron: Pablo Iglesias —Unidas Podemos—, Isabel Díaz Ayuso —PP— y José Luis Rodríguez Zapatero —expresidente de España, del PSOE—; además, tres funcionarios fueron intimidados, el ministro de Interior español, Fernando Grande-Marlaska, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Finalmente, ayer, los madrileños acudieron a las urnas dando fin a la agitada campaña electoral de las últimas semanas. La participación fue alta, a pesar de las condiciones: día laborable en condiciones de pandemia.

Las tendencias indican que el PP ganaría 63 asientos; el PSOE, 26; Más Madrid, 25; Vox, 13 y Podemos, 10. Con ese pronóstico, Isabel Ayuso tendría que pactar con Vox para poder formar gobierno. Una ligera variación en los resultados permitiría un bloque de izquierda que frene el avance de Vox y revierta la inercia histórica de los populares en Madrid. Aunque, para lograrlo, haría falta superar la ruptura política entre Iglesias e Íñigo Errejón.

Más importante aún, el nuevo gobierno tendrá que habérselas con el desgarramiento social, los frutos del odio y un Madrid al límite.