Avatar del Valeria López Vela

Valeria López Vela

Mujeres invisibles

ACORDES INTERNACIONALES

Valeria López Vela
Valeria López Vela
Por:
  • Valeria López Vela

¡No!¡No te muevas mucho para que no llames la atención!

¡No! No te resistas a un halago. Agradece, aguanta y calla.

¡No! No camines de esa forma.

¡No! No te rías tan fuerte.

¡No! No salgas de la casa.

¡No! No busques empleo.

¡No! No trabajes.

¡No! No reconocemos los feminicidios; si no, tendría que haber hombricidios.

¡No! No hay presupuesto para sus programas.

¡No! No hay culpables por los asesinatos de mujeres.

¡No! No hay pruebas suficientes para inculpar a un violentador.

¡No! No seas candidata, porque te matamos.

¡No! No hay pensamiento feminista; es ideología.

¡No! No hay investigaciones para las denuncias de mujeres.

¡No! No hay políticas que las favorezcan.

¡No! No las están matando. A nosotros, sí.

¡No! No hay apoyo para el sistema de cuidados.

¡No! No odiamos a las mujeres.

¡No! No somos machos, son feminazis.

¡No! No está nada a tu nombre.

¡No! No hay créditos especiales para mujeres.

¡No! No hay criterios de evaluación para mujeres.

¡No! No hay excepciones fiscales para mujeres.

¡No! No llegaste tan alto sin la ayuda de un varón.

¡No! No normalizamos el embarazo, lo cobramos como una patología.

¡No! No hables.

¡No! No me representas.

¡No! No existe el feminismo; hay humanismo.

¡No! No muestres tu cuerpo.

¡No! No comas más.

¡No! No son sexis las huesudas.

¡No! No te atrevas a envejecer.

¡No! No te atrevas a denunciar.

¡No! No hay mujeres capacitadas para este puesto.

¡No! No hay embarazadas en los programas de alto nivel.

¡No! No puedes tener dolores menstruales; chillas para no cumplir.

¡No! No puedes ir sola por la calle.

¡No! No eres inteligente, sólo le gustas.

¡No! No vale el trabajo en casa.

¡No! No eres dueña de tu cuerpo.

¡No! No puedo darte pensión, porque ya tengo otros hijos.

¡No! No puedo pagar los estudios de las niñas; al fin, siempre se casan.

¡No! No puedes estar desarreglada.

¡No! No puedes enojarte. ¡Histérica!

¡No! No hay conceptos nuevos para las mujeres; ya está todo escrito en el canon.

¡No! No exijas tus derechos.

¡No! No compraste tus cosas. Alguien te las dio.

¡No! No te mantienes sola. Debes tener un amante; o varios.

¡No! No es mujer, con tantas operaciones es un monstruo.

¡No! No usamos lenguaje incluyente.

¡No! No eres víctima; eres “presunta víctima”.

¡No! No eres lesbiana. Sólo te hace falta un hombre.

¡No! No manejas bien.

¡No! No cocinas bien; los mejores chefs son hombres.

¡No! No vamos a considerar la violencia estructural en el planteamiento jurídico.

¡No! No hay relación entre mejor desempeño político en la pandemia y ser mujer.

¡No! No pinten los monumentos.

¡No! No somos iguales; por la menstruación, ustedes son sucias.

¡No! No eres peticionaria; eres “quejosa”.

¡No! No tienes razón, hablan tus hormonas exaltadas.

¡No! No vamos a cumplir con los compromisos internacionales de Derechos Humanos.

¡No! No contamos sus muertes.

¡No! No tiene importancia lo que sientes.

¡No! No vamos a cambiar nada.

¡No! No me callo, porque no es posible que tú sepas más que yo; en nada, nunca.

¡No! No tenemos que mejorar las leyes.

¡No! No podemos hacer cambios rápidos que las protejan.

¡No! No las escuchamos, violentas.