El año nuevo y los diferentes calendarios

El problema jurídico-laboral por el Covid-19
Por:
  • antoniof-columnista

“Aprende de ayer, vive para hoy, espera para mañana”

Albert Einstein

Empezamos un nuevo año en el mundo occidental y parecería que así es para todo el mundo, lo cierto es que estamos influenciados por la cultura de esta parte del planeta, la cual nos hace sentir que somos únicos, tanto en la religión, costumbres, moral, forma de gobierno y calendario, pero no es así.

En nuestro calendario gregoriano, que es el que usamos por imposición del Papa Gregorio XIII en 1582, sustituyó al calendario juliano, el cual se utilizaba desde la época de Julio Cesar, consta de doce meses, compuestos por 30 o 31 días y un mes más corto de 28 días, y un año bisiesto que sirve para equilibrar el calendario con el tiempo real que dura el año solar, iniciando en el año cero con el nacimiento de Cristo.

El calendario gregoriano surgió en virtud de que el calendario juliano tiene una falla de diez días de diferencia con el ciclo solar, además de que se pretendía ajustar las fechas de las fiestas católicas. Por ello la promulgación fue en principio para el mundo cristiano, siendo el primer país en adoptar el nuevo calendario Italia, seguido por Luxemburgo, Portugal, España y sus colonias, incluida México, la Alemania protestante se unió hasta 1752, al igual que Gran Bretaña y sus colonias americanas, Japón en 1873, Rumanía y Turquía en 1912, la URSS en 1919, y finalmente China en 1949.

El mundo hoy se rige por el calendario gregoriano; sin embargo, diversos países manejan para sus festividades y asuntos religiosos sus propios calendarios, así tenemos los siguientes:

CALENDARIO CHINO, el cual va en el año 4,713, se compone de doce meses, y cada tres años se añade un mes extra para nivelar el año, el año nuevo se celebra siempre en fechas diferentes, moviéndose entre el 21 de enero y el 21 de febrero de nuestro calendario, dependiendo de la primera luna nueva, siendo muy importante para la cultura china de hoy en día, en todo el mundo se festeja el año nuevo chino.

CALENDARIO HEBREO, el cual comienza el 7 de octubre del año 3,760 antes de Cristo, por lo que va actualmente en el año 5,778, se basa en un sistema lunisolar, que toma en cuenta tanto el ciclo de la tierra alrededor del sol como el de la luna alrededor de la tierra, teniendo semejanzas con el calendario chino, los pueblos arábigos lo usaban hasta antes del desarrollo del Islam, hoy en día es la base para las festividades de la religión judía.

CALENDARIO INDU, oficialmente inició con la era Shaka, en el año 78 después de Cristo, siendo reformado en 1957 para darle mayor precisión, es un calendario lunisolar, y en virtud de las diversas religiones que imperan en la India, también utilizan el calendario musulmán, y el calendario gregoriano para todos los asuntos oficiales.

CALENDARIO MUSULMAN, es una calendario lunar, comienza en el año 622 después de Cristo, su nacimiento es a partir de la fecha en la que el profeta Mohammed tuvo que huir de la ciudad de La Meca, hacia Medina, para evitar a sus enemigos, se basa en ciclos lunares de 30 años, se dividen en seis meses de 30 días y seis meses de 29 días, este año van en el 1,441, los países de la religión islámica lo utilizan para sus festividades como en el Ramadán.

Como podemos observar todos los calendarios van unidos a las religiones; sin embargo, en virtud de que la religión católica en su momento fue la más importante en el mundo occidental y los países que lo conforman tuvieron el poder casi absoluto pudieron imponer su calendario; no obstante, como en muchas cosas, todo es relativo. Feliz año 2019.