Empeoró desabasto de gasolina

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:
  • francisco_cardenas_cruz

Escaló aceleradamente el problema de desabasto de combustible en un elevado número de estaciones de gasolina del país, incluida la Ciudad de México —a pesar de que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, lo negara desde temprana hora del día— y afloraron otros que privan de tiempo atrás por la falta de producción en algunas de las refinerías que en sexenios anteriores, como los gobernados por panistas, carecieron hasta del más elemental mantenimiento.

Decenas, cientos, de miles de conductores de vehículos de todo tipo hicieron largas filas desde temprana hora en las gasolineras de la República y la tarde-noche de ayer, las de la capital seguían atiborradas, a pesar de los exhortos de las autoridades de Pemex de que no se hicieran “compras de pánico”, con el argumento de que “hay suficiente gasolina” que pocos creyeron.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Ante el primer gran, y grave, conflicto surgido al gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador por el desabasto de combustible en varias entidades de la República, los gobernadores de algunas de las más afectadas coinciden en que Pemex nunca les informó que cerrarían ductos, que pudo permitir asumir las obvias medidas preventivas y evitar lo que ha ocurrido.

Al menos, el panista Diego Sinhue Rodríguez así lo reveló ayer; en tanto que otros, como el emecista de Jalisco, Enrique Alfaro, y el perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, cuestionaron severamente que, sin previo aviso de parte de la empresa, se dejara de surtir a las gasolineras de sus estados, lo que originó el desabasto, que ha provocado una obvia e inmediata reacción de reclamos e inconformidades.

Y preocupa, por decir lo menos, que para tratar de justificar que el traslado de combustible en pipas de Pemex, y no de ductos, en cuyas instalaciones se invirtieron en su momento miles y miles de millones de pesos, el Presidente López Obrador diga ahora que con todo y ser más costoso, “resulta más caro que se lo roben”.

Con su costumbre de responsabilizar a los gobiernos anteriores del “huachicoleo”, sin que se investigue cuáles fueron y quiénes lo encabezaron, ni tampoco los nombres de los que estuvieran al frente de la que fuera la principal empresa petrolera para ejercer las acciones penales correspondientes ante un problema que se agravó desde el fin de semana, ayer tocó el tema.

Ante las preguntas de reporteros en su conferencia de prensa en Palacio Nacional habló del tema y dijo que en la lista de quienes son investigados figura el general Eduardo León Trauwitz, quien era gerente de Servicios de Seguridad Física de Pemex, aunque de inmediato agregó: “sin que haya todavía nada definitivo”, lo que debió impactar en las filas del Ejército.