Jueves 26.11.2020 - 09:11

Fondos de estabilización, colchón ante menos ingresos fiscales

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:

El ábaco… El martes, la SHCP, de Arturo Herrera, presentó su informe “Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública” para el segundo trimestre; un mapa puntual para conocer el rumbo económico de nuestro país.

Como era de esperarse, la astringente política de austeridad fue evidente en la dinámica de gasto gubernamental en la primera mitad de este año.

Al detalle, los egresos apenas superaron los 2 billones 775 mil millones de pesos; un subejercicio de 4.5% respecto al desembolso del año anterior.

Si bien parte de esa reducción se explica por ahorros, la realidad es que el 70% de lo que no se utilizó fue en gasto programable; es decir, aquello que se emplea para esquemas sociales y la operación de las dependencias.

Además, entre los más afectados por la atonía presupuestaria se encuentran ámbitos nodales para el desarrollo social, como son agricultura, con una reducción de 37%, salud, 10.4% y educación, 8.9%....

Tanque medio vacío… De igual manera por el lado de los ingresos el panorama tampoco es el mejor.

Si bien en los primeros 6 meses del año la tarea recaudatoria del SAT rindió frutos y permitió un incremento en los capitales de las arcas públicas de 0.6%, respecto al mismo periodo de 2018, la realidad es que estos recursos fueron 68 mil 430 millones de pesos menores a los que se anticipaba obtener.

Alejandro Limón, especialista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), apunta que el diferencial se explica por una baja de 16.7% en los ingresos petroleros; básicamente por los bloqueos de gasolina que se dieron en enero.

El presupuesto proyectaba que estos caudales alcanzarían los 520 mil 255 millones de pesos; es decir, un 20% más de lo que se obtuvo.

El problema es que los limitados flujos podrían acentuar los desbalances fiscales…

No alcanza…  Por si fuera poco, ante el acotado nivel de ingresos, en el periodo enero-junio se han ocupado 14 mil 786 millones de pesos de los fondos de estabilización.

Héctor Villarreal, director del CIEP, hace ver que lo anterior implica un aumento de 9.4% en el uso de estas bolsas destinadas a cubrir las brechas entre la recaudación aprobada y lo que verdaderamente se obtiene.

Para el resto del año no se descartan menores ingresos petroleros, dada una menor plataforma de producción de crudo y una débil tributación en ese sector.

De mantenerse dicha tendencia, los fondos de estabilización podrían terminar por cubrir arriba de 120 mil millones de pesos, para resarcir la diferencia entre lo que verdaderamente llega a las arcas públicas y lo que se tenía proyectado.

Así que, fondos de protección pagan los platos rotos…

Persiste riesgo para el PIB

Cerca pasó la bala… En el segundo trimestre, la economía se contrajo 0.7% en cifras originales. Sin embargo, el dato ajustado por estacionalidad apunta que en ese periodo, el PIB creció 0.1% con lo que evitó caer en lo que se conoce como recesión técnica.

Como quiera, el estancamiento es irrefutable, con una industria que reportó un nulo avance de 0.0% y los servicios débiles.

Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex, apunta que el reporte de estimación oportuna del PIB muestra que ahora la tasa de crecimiento anual se encuentra en terreno negativo, lo que tendría que revertirse en el tercer trimestre.

Estancamiento con visos de recesión…