Evo, en México; fue “autogolpe”: OEA

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

Mientras el Gobierno de México le daba a Evo Morales una bienvenida oficial, como si siguiera siendo presidente de Bolivia, en la sesión urgente de la OEA, ayer, en Washington, el secretario general, Luis Almagro, lo acusó de haber dado un “autogolpe de Estado”, al dimitir a petición de las Fuerzas Armadas y dejar una nación con vacío de poder e inmersa en la violencia, en donde la senadora de oposición, Jeanine Áñez se autoproclamó nueva presidenta interina de ese país.

A su arribo al que fuera el hangar presidencial, hoy del sexto grupo aéreo del aeropuerto Benito Juárez, donde fue recibido por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, el exmandatario expresó su agradecimiento a México por darle asilo y declaró que “el Presidente Andrés Manuel López Obrador, mi hermano, me salvó la vida”.

DE ESTO Y DE AQUELLLO…

Se volvió a embarullar el relevo formal en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ante la exigencia panista de que se repusiera el proceso de elección de Rosario Piedra Ibarra, quien anoche rindió protesta para finalmente asumir ese cargo, a pesar del debate que se registró en la sesión del pleno, en la que se rechazó la moción de la bancada blanquiazul para que se repitiera el proceso, a lo que se opusieron los morenistas.

Por la mañana, el coordinador de la mayoría, Ricardo Monreal, había aceptado que ante las protestas y cuestionamientos de la oposición y de representantes de organización, y de escuchar las opiniones de los demás coordinadores parlamentarios, propondría que se realizara una nueva elección,  que finalmente no hizo, por lo que se decidió que no la hubiera.

Total que el ombudsman saliente, Luis Raúl González Pérez, tardó en tener un remplazo formal, hasta que la activista, hija de doña Rosario Ibarra de Piedra, llegó a rendir protesta en medio de reclamos de la oposición, dentro y fuera de la sede senatorial.

De “un intento de control político” calificó Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, la iniciativa de diputados de Morena para modificar de nueve a tres años el periodo para el que fue electo, al advertir que eso podría afectar  el diseño transexenal del mismo y exponerlo  a las renovaciones de los órganos políticos.

Al acudir a un informe de labores en la Suprema Corte de Justicia hizo una férrea defensa de la autonomía del instituto que preside, como una manera de  darle estabilidad  al poder político y, tras  aceptar que todas las democracias del mundo están en crisis, dijo que, por lo mismo,  él defiende la necesidad de fortalecer la autonomía de los organismos electorales.