Jalisco: muchas pruebas; para gobierno

PULSO POLÍTICO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Horas después de que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció que a partir de hoy se iniciarán pruebas masivas para detectar el coronavirus en la población de ese estado, misma acción que, al primer brote, aplicó desde mediados de febrero el gobierno de Corea del Sur para frenar esa pandemia, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, confirmó lo anticipado el pasado fin de semana: el paro oficial de actividades en la Administración Pública Federal desde este jueves.

De esa manera, el mandatario jalisciense surgido de Movimiento Ciudadano se anticipó no sólo a sus colegas de las demás entidades federativas, sino también al mismo Gobierno federal, que con desesperante pasividad toma medidas de emergencia ante el avance de esa enfermedad que ayer, en San Luis Potosí, registró el sexto deceso y confirmó 475 casos sospechosos.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

La misma percepción que se tiene en México de la manera en que el Gobierno ha enfrentado la pandemia de coronavirus, es la que se tiene en otros países en donde esa enfermedad ha causado la muerte a miles de personas, lo mismo en China que en Italia, España o Estados Unidos.

The New York Times publicó ayer que los gobiernos de López Obrador en México y el de Jair Bolsonaro en Brasil, países que tienen más de la mitad de la población total de América Latina, han minimizado la crisis del Covid-19 y criticó que ambos mandatarios se han mostrado “sorprendentemente desdeñosos”.

El influyente diario criticó las giras multitudinarias y los dichos del Presidente de México de que había que abrazarse a pesar del coronavirus y su reticencia a adoptar medidas asumidas por sus contrapartes, temiendo el impacto que tendrían en los trabajadores informales y en otros que ya lo resienten.

Recordó que los dos presidentes se mofaron de las peticiones de cerrar negocios y limitar drásticamente el transporte público, al decir que esas medidas dañaban más a las personas que el virus. Como se recuerda, el mismo mandatario brasileño y algunos de sus colaboradores tuvieron que someterse a pruebas médicas ante la sospecha de haber contraído esa enfermedad.

De paso, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, arremetió de nuevo contra López Obrador y también contra su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, quienes, dijo, “simplemente no entienden lo que está pasando, al igual que otros líderes de Latinoamérica que tampoco lo entienden”.

Bukele, al que el Presidente de México ofreció aportarle 100 millones de dólares para el  programa Sembrando Vida en su país, se ha convertido en crítico del tabasqueño del que dijo que le “cae muy bien como Presidente, es un buen hombre, pero no entiende lo que está pasando”.