Más renuncias en CNDH por Piedra Ibarra

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

Como se esperaba, cuatro integrantes del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sumaron sus renuncias a la de Alberto Athié Gallo, que lo presidía, al tiempo que se confirmó que apenas ayer, Rosario Piedra Ibarra renunció a su militancia partidista en Morena, cuando debió haberlo hecho un año antes de ser electa ombudsperson, como lo establece la fracción cuarta del artículo 9 de la Ley de ese organismo.

Mariclaire Acosta Urquidi, Angélica Cuéllar, María Ampudia González y Mari Olga Noriega decidieron irse y coincidieron en que la cuestionada elección de la nueva titular de la CNDH le resta legitimidad a una institución autónoma, independiente y plural creada para defender a la sociedad de los abusos y no para el sometimiento abierto a quienes detentan el poder público.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Este día vence el plazo para que la Cámara de Diputados apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020, sin que los integrantes de la Comisión que deberá elaborar el dictamen se hayan podido reunir porque el acceso al recinto sigue bloqueado por miembros de varias agrupaciones de campesinos y productores que exigen mayores recursos públicos.

Por lo que se ha visto y lo que declaró ayer el Presidente López Obrador, eso difícilmente podrá serles resuelto favorablemente porque como se lo  ha dicho y repetido a los dirigentes de esas organizaciones, el líder de la mayoría morenista, Mario Delgado, el PEF está “muy apretado” y no se ve de qué manera podría haber reasignaciones de partidas presupuestales.

Hasta anoche, el bloqueo continuaba porque campesinos y productores seguían decididos a cumplir su amenaza de que si no se les responden favorablemente sus demandas, no permitirán que los diputados aprueben el PEF-20, por lo que habrá que ver si el plazo se vence, que vayan a salir con lo mismo del pasado inmediato, cuando el tiempo se les vino encima, de “detener el reloj legislativo”.

Cada día que pasa, la estancia en México del expresidente de Bolivia Evo Morales le origina problemas y críticas internas e internacionales al gobierno lopezobradorista no solamente por haberle concedido asilo, sino por el trato casi de estadista, la protección militar que se le ha brindado y las declaraciones y acusaciones que desde aquí hace contra sus opositores, lo que ya provocó un reclamo desde La Paz.

Unos, de la autoproclamada presidenta interina,  Jeanine Áñez, y otros de Carlos Mesa, quien fue candidato de la oposición contra Morales en las elecciones del mes pasado, que fueron calificadas de fraudulentas y desataron la violencia hasta obligarlo a dimitir a instancias de las Fuerzas Armadas de Bolivia.