Por Culiacán, chocan AMLO y reporteros

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

El vacío de información habido durante la captura, no “retención”, de Ovidio Guzmán en Culiacán, la tarde-noche del jueves 17 del mes que ayer concluyó, y las acusaciones de “amarillismo” a medios de comunicación, aun a dos de los más allegados a su Gobierno, provocó un enfrentamiento verbal entre el Presidente López Obrador con varios reporteros, quienes lo cuestionaron por, según dijo, difundir noticias y fotografías falsas de lo sucedido.

Ante esa embestida, varios de ellos le respondieron y casi a gritos exigieron saber los motivos por los cuales, tras ese arresto, que originó una violencia nunca antes vista en la capital de Sinaloa, fue liberado, con quiénes se negoció y si el cambio de estrategia del Gobierno lopezobradorista, de no detener a los capos del narcotráfico, obedeció a una presión de Estados Unidos.

DE ESTO Y DE AQUELLO...

En pleno maremágnum de explicaciones y contradicciones, ocasionado por lo sucedido el pasado jueves 17 de octubre en Culiacán, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, reveló que fue el Coronel Juan José Verde Montes el responsable del operativo que se llevó a cabo aquel día para aprehender a Ovidio Guzmán, liberado horas después.

Conminado por el Presidente López Obrador a dar el nombre, ante la insistente pregunta que los reporteros le hicieron a él, en la mañanera de ayer, el General secretario se refirió primero al “Coronel Verde”, que estuvo al mando de esa acción y después lo pronunció completo.

Esa revelación provocó de inmediato diversas reacciones y serios cuestionamientos de que se le haya mencionado, ante el riesgo personal y familiar en el que se le coloca, de cara a los mandos e integrantes del Cártel de Sinaloa, que se enteraron del operativo minutos antes de que se iniciara y provocó las primeras agresiones a efectivos del Ejército, que luego se propagaron a los habitantes de Culiacán.

Si de por sí , en las propias filas del instituto armado hay malestar por las frecuentes vejaciones y agresiones de que han sido blanco soldados y oficiales en varios municipios de entidades federativas, con la orden superior de no responder a ellas, lo que ha afectado la respetabilidad que siempre han tenido, las consecuencias de lo acontecido en Culiacán dejaron sentidos a los militares, tras aprehender y dejar libre a El Chapito.

No mejor que desde la tarde-noche del 17 de octubre anterior le fue a Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, en su comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados, en la que por más  mensaje repetitivo del “culiacanazo” y expresiones partidistas, las bancadas de oposición, particularmente la del PAN, tomaron la tribuna con carteles de reclamos.