¿Quién de verdad ganó en Iowa?

VOCES DE LEVANTE Y OCCIDENTE

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El caucus de Iowa, la primera elección primaria a la candidatura del Partido Demócrata, que frecuentemente suele servir como una brújula para el resto del proceso electoral, terminó en caos. Dos días después de celebrada la votación, aún no tenemos los resultados finales. Los factores que explican esto son varios: la complejidad del proceso de votación de dos rondas; las fallas de la aplicación diseñada para capturar los resultados; la falta de entrenamiento de los representantes del partido.

Sin embargo, a pesar de que no sabemos aún con ciencia cierta quién es el ganador, los resultados nos dan algunas indicaciones de lo que será la contienda. Bernie Sanders y Pete Buttigieg se encuentran en los dos primeros lugares. En el caso de Bernie, ésta es una excelente noticia para su campaña, pues se perfila ahora como el candidato más fuerte del ala progresista y, además, su victoria en Iowa probablemente le dará el empujón para ganar también en New Hampshire, el 11 de febrero.

En el caso de Buttigieg, la victoria es un buen signo, pero no nos dice demasiado; era de esperarse que Buttigieg, alcalde de South Bend, Indiana, tuviera un buen desempeño en la región del Midwest. Es verdad que esta victoria refuerza su narrativa, la cual sugiere que él, y no Joe Biden, es el candidato centrista más fuerte. No obstante, sus números en los estados fuera de la región son malos y esta victoria no necesariamente le dará un gran empuje.

Elizabeth Warren terminó en un tercer lugar con 20 por ciento del voto, justamente el resultado que predecían las encuestas; aunque éste no fue un mal resultado, Warren necesitaba de una victoria, o por lo menos superar a Sanders, para proclamarse al frente del ala progresista; de no tener una fuerte victoria en las contiendas que siguen parece difícil que Warren pueda hacerse de la nominación.

Por último, lo quizás más interesante es el fracaso de Joe Biden, quien terminó en un lejano cuarto lugar con alrededor de 14 por ciento. Biden no ha podido en estos meses darle fuerza a su campaña, la cual se basa en dos argumentos simples: Biden es el mejor candidato para vencer a Trump, y Biden, vicepresidente de Obama, es bien conocido en el país.

El primero de estos dos argumentos parece haber perdido fuerza en Iowa: si Biden llegó sólo al cuarto lugar en este estado, ¿cómo podemos esperar que venza a Trump en el área? No obstante, a pesar de su mal desempeño, Biden sigue siendo el candidato centrista más fuerte de la contienda y parece que, a pesar de su victoria, Buttigieg no podrá quitarle el título.

En resumen, parece que Iowa indica el camino del resto de la contienda: una lucha entre Bernie Sanders y Joe Biden por la candidatura del Partido Demócrata.

Gabriel Morales Sod

Gabriel Morales Sod

Gabriel Morales Sod es licenciado en Relaciones Internacionales por El Colegio de México y candidato a doctor en Sociología por la Universidad de Nueva York. Escribe sobre Medio Oriente, política estadounidense y política internacional.
Gabriel Morales Sod

Latest posts by Gabriel Morales Sod (see all)