La misteriosa muerte de un chef español en México

Lopez Obrador se suma a la petición de liberar a Julian Assange
Por:

Una vez más, México es noticia en el extranjero por la violencia que vive el país, después del asesinato de un chef español que radicaba desde hace nueve años en Tijuana, una de las ciudades con mayor índice delincuencial en toda la República.

Con tres tiros por la espalda acabaron con la vida de Felipe Díaz Zamora, un hombre de 43 años quien tenía un restaurante de comida española en ese territorio fronterizo. Según información de la Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida del estado de Baja California, el móvil podría ser por motivos personales por como se llevó a cabo el crimen, aunque no se descarta un posible asalto y hasta una cuestión de extorsión y cobro de piso. El fiscal local, Enrique Sánchez, descartó en rueda de prensa que se tratara de un crimen de odio, que tenga que ver con su nacionalidad o por su trabajo.

El cuerpo del chef español fue encontrado escondido dentro de una camioneta con placas del estado de California, en un camino de tierra de un complejo privado al suroeste de Tijuana, muy cerca de la frontera con Estados Unidos. La Fiscalía informó que el vehículo se encontraba estacionado afuera de una vivienda, en la que Felipe y su familia tenían pensado mudarse.

Felipe Díaz estaba casado y tenía cuatro hijos menores de edad. Llegó a México nueve años atrás para poner un restaurante de tapas en una ciudad tan importante comercialmente por su cercanía con Estados Unidos, pero también convulsa por la violencia y el abandono de las autoridades ante el poderío del narcotráfico en esta zona. El negocio de Felipe se volvió un lugar ícono de la ciudad por preparar la mejor paella de la zona. Díaz Zamora era un bailador y cantante de flamenco, que divertía a sus comensales con este arte tan español como los platillos que ofrecía en su restaurante.

Familiares y conocidos de Felipe lo describen como un buen padre, esposo, amigo y compañero dedicado a la cocina y la  promoción de su cultura y sus raíces. “Lamento informarles de la terrible pérdida de nuestro gran chef, actor, cantante, bailador, gran amigo, compañero y sobre todo un buen esposo y gran papá Felipe Díaz, quien nos dejó una gran marca en nuestros corazones.” Se podía leer esta leyenda en un mensaje transmitido a través de las redes sociales de su restaurante "Vámonos de Tapas”.

El asesinato de Felipe Diaz Zamora levanta muchas sospechas y se suma a las cientos de víctimas que se registraron en 2019 y las 33 que ya van en este año. La deuda del gobierno ante la violencia sigue pendiente y destruye las vidas de miles de familias, nacionales y extranjeras, que viven en nuestro territorio. Mientras tanto, Tijuana se mantiene como una de las ciudades más peligrosas y sus ciudadanos en riesgo constante ante el crimen organizado.