Miércoles 20.01.2021 - 10:25

Posible recesión económica en Alemania

Lopez Obrador se suma a la petición de liberar a Julian Assange
Por:

Alemania posee una de las economías más fuertes e importantes del mundo, y a pesar de ello su decrecimiento paulatino podría meterla en una recesión que ha puesto a temblar a la Unión Europea.

Este 2019 no ha sido un buen año para la economía alemana. Recientemente, el Banco Central de ese país, el Bundesbank, anunció que han entrado a una etapa de decrecimiento, lo que muchos traducen como una posible recesión económica que podría ser la primera ficha de un dominó que cae y sobre todo que puede mover las otras economías de países miembros de la Unión Europea.

Oficialmente no se habla de una recesión, pero la caída de la economía en el trimestre del año que comprende de abril a junio, y la poca reacción del los mercados este último trimestre, ponen en riesgo al país. A mediados de noviembre se prevé un informe para precisar si la recesión es una realidad innegable en Alemania.

El principal golpe a la economía alemana es la reducción de la producción y exportación de automóviles, una industria muy importante para la nación europea. Esta baja de producción y compra de automóviles alemanas en el extranjero, coló en el caso de Mexico según expertos, es un reflejo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que afecta la demanda de productos extranjeros y en especial la industria automotriz que depende mucho de la exportación de sus vehículos.

A pesar de esta latente preocupación para la economía bávara, el mercado interno se mantiene estable y el desempleo sigue disminuyendo. La situación que ha llamado la atención de toda Europa requiere un cambio en la estrategia de inversión, lo que podría llevar a los alemanes a mirar a otras industrias como la tecnológica, las telecomunicaciones o la creciente industria de energías renovables.

Toda esta situación pone en riesgo la figura de la cansada canciller alemana Angela Merkel y la continuidad de su partido en el poder. A pesar de que no se habla de una gran recesión mundial, es innegable que lo que pase en Alemania afectaría oras economías del mundo y principalmente de Europa, y sin duda que sería un factor más para este indescifrable ambiente económico mundial, que se mantiene en expectativa ante una crisis global latente.

En ese escenario de una recesión en las economías clasificadas como fuertes, países subdesarrollados como México también tienen problemas económicos, y aunque muchos aseguran que hemos entrado ya en una aguda crisis, lo cierto que al mediano plazo puede ser optimista por eliminar factores negativos como la corrupción.