Miércoles 27.01.2021 - 15:48

IGAE, resultados de abril

La rifa
Por:

En abril de 2018 la actividad económica, AE, medida por el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), creció, en términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior) menos 0.7 por ciento y, en términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior), 1.5.

En abril de 2019 (último mes para el que tenemos información), en términos mensuales la AE creció 0.1 por ciento (mejor resultado que en 2018: menos 0.7) y, en términos anuales, lo hizo a 0.3 (peor resultado que en 2018: 1.5).

En marzo pasado, en términos mensuales, la AE decreció 0.5 por ciento y en términos anuales, decreció 0.6. Un mes después, en abril, los resultados fueron, respectivamente, 0.1 y 0.3 por ciento (mejores que en marzo).

De las cuatro comparaciones hechas, en tres los resultados fueron mejores (o menos malos) y en una peores. ¿Quiere lo anterior decir que en materia tan importante como es el compartimento de la AE, que en este caso es la producción de bienes y servicios en los tres grandes sectores que la componen (primario: agricultura, ganadería selvicultura, pesca, etc.; secundario: industria manufacturera; terciario: servicios), la situación está mejorando? En términos generales, si centramos la atención nada más en los resultados de abril, la respuesta es afirmativa. ¿Pero qué sucede si consideramos, no sólo abril, sino el primer cuatrimestre del año, el periodo enero – abril? Veámoslo.

Entre enero y abril del 2018, en términos anuales, la AE creció 1.75 por ciento. Un año después, durante el primer cuatrimestre de 2019, el crecimiento fue 0.43. El resultado empeoró. A lo largo del primer cuatrimestre de 2018, en términos mensuales, la AE creció menos 0.05 por ciento. Entre enero y abril pasados, un año después, creció (o decreció) 0.0. El resultado mejoró marginalmente. De las dos comparaciones una empeoró y la otra mejoró marginalmente.

De todas estas comparaciones, ¿cuál nos permite responder mejor la pregunta: cómo va la AE? La mensual, la que compara los resultados de abril con los del mes anterior, marzo, mismos que, tanto en términos mensuales como anuales, fueron mejores (o menos malos). Comparación mensual: marzo menos 0.5 por ciento, abril 0.1. Comparación anual: marzo menos 0.6 por ciento, abril 0.3. En ambos casos pasamos del decrecimiento al crecimiento.

Para terminar, tengamos en cuenta lo siguiente. En términos mensuales, entre enero y marzo, el crecimiento promedio mensual de la AE fue menos 0.03 por ciento. En abril fue 0.1, por arriba del promedio de los tres meses anteriores. Bueno. En términos anuales, entre enero y marzo, la AE creció en promedio mensual 0.47 por ciento. En abril lo hizo a 0.3, por debajo del promedio de los tres meses anteriores. Malo.

La recuperación de abril respecto a marzo, de la AE, ¿se mantendrá?