Los migrantes hacen deporte

AMLO-Peña Nieto
Por:

Tijuana, BC.- Desde siempre esta intensa y atractiva ciudad  ha visto y vivido la migración como parte de su cotidianeidad. Para nadie resulta sorpresivo lo que está pasando, la diferencia se encuentra en el alto flujo migratorio y en que quizá nunca antes el tema había adquirido una importancia tan significativa en la vida del país y en los medios.

Los migrantes tienen a Tijuana como la puerta inmediata para entrar a EU, la frontera los hace sentir en la inminencia. Por más difícil que sea la situación por la que atraviesan, todos viven con la esperanza de cruzar por la buena, por la mala o como sea.

Los albergues siguen siendo el hogar de la mayoría de los migrantes, los prefieren por encima de la ayuda oficial a la cual por lo general le temen. El miedo de que los detengan o los regresen a sus países de origen está sistemáticamente presente, “en esto más vale no distraerse, te distraes, te confías y te detienen”, nos dice una joven hondureña.

No es fácil la vida diaria para los migrantes. Los días resultan largos, se la pasan entre el aburrimiento y muchas veces sin tener nada que hacer. A esto se suman los eventuales problemas de salud e higiene, los cuales se agudizan entre los niños.

Desde hace tiempo en Tijuana se han creado condiciones para que los migrantes trabajen. Se les ve en las calles como vendedores ambulantes u ofreciendo sus servicios de casa en casa.

Para los habitantes de la ciudad los migrantes son parte de la vida diaria. Nadie se sorprende al verlos en la calle o si tocan la puerta de sus casas. Tijuana es generosa, tiene una historia que le coloca, sin dejar de reconocer momentos tensos y complejos, cerca de los migrantes.

En la ciudad se les permite circular libremente. El proyecto que se ha desarrollado busca que los migrantes puedan desarrollar actividades en lo que se define su estatus en EU. La espera puede ser larga, lo cual se está convirtiendo en una de las razones para que al final decidan quedarse.

En el proceso, en Tijuana se ha reconocido la importancia que tiene que los migrantes salgan de los albergues a lo largo del día, pero también que busquen la manera de ganar dinero.

La vida en los albergues puede resultar extremadamente difícil en la convivencia. Por más que se trate de que tengan actividades, el aburrimiento y el hartazgo pueden llegar en cualquier momento.

En este marco de cosas, algunas instituciones están desarrollando proyectos entendiendo la importancia de que los migrantes reciban todo tipo de apoyo y que se les respeten sus derechos, y sobre todo se les hagan valer.

Conapred y el Comité Olímpico Mexicano (COM) han desarrollado un muy interesante proyecto pensando en los migrantes mientras estén en el país. Han venido instrumentando una serie de actividades con el objetivo de buscar la inclusión y hacerles ver que el deporte es también un derecho.

El programa va poco a poco asentándose. Se han desarrollado proyectos en la frontera sur con objetivos similares. Lo que queda claro es que entre los migrantes existe mucho miedo de lo que les puede pasar en caso de que salgan de los albergues.

No necesariamente lo que se vive en Tijuana se repite en otras ciudades que se han convertido en centros migratorios. La ventaja de esta ciudad es que tiene un historial que le permite hacer muchas cosas que en otras ciudades no es posible realizar.

Es claro que en los flujos migratorios han aparecido vivales, pero centrar la atención en ello es perder de vista las razones por las cuales, en lo general, los migrantes buscan dejar sus lugares de origen.

Detrás de cada migrante hay una historia de vida que no se debe soslayar o ser insensible ante ella. Lo mejor que se ha visto en el país con el tema migrante es que hay la impresión de que paso a paso nos hemos sensibilizado.

RESQUICIOS

Lejos están los días en que en Tijuana las cosas eran difíciles. Evidentemente hay problemas, pero lo cierto es que la ciudad se ha ido transformando y está resultando cada vez más atractiva.